buscar noticiasbuscar noticias

Descontrol de incendios obliga a evacuar a miles

Un bombero voluntario murió y al menos 20 personas han recibido ayuda

Los incendios forestales arrasaron el sábado enormes franjas de los bosques en Grecia durante un día más, invadiendo áreas más habitadas después de quemar decenas de casas, negocios y granjas. Durante un dramático rescate nocturno, transbordadores recogieron a cientos de personas en las playas.

Un bombero voluntario murió y al menos 20 personas han recibido tratamiento en los hospitales. Decenas de incendios ardían en distintas partes del país, una situación que un funcionario calificó de "catástrofe bíblica".

Descontrol de incendios obliga a evacuar a miles

Decenas de hogares, negocios y granjas fueron destruidos la semana pasada por los incendios que estallaron durante la ola de calor más prolongada e intensa en treinta años.

En la vecina Turquía, los incendios descritos como los peores en décadas han arrasado tramos de la costa sur del país durante los últimos 10 días, matando a ocho personas.

HUMO SOFOCANTE

Un enorme incendio subía por las laderas del monte Parnitha, un parque nacional al sur de Atenas que comprende algunos de los últimos bosques importantes cerca de la capotal griega. Nubes de humo sofocante llegaron hasta Atenas, donde las autoridades instalaron una línea telefónica de emergencia para personas con dificultades respiratorias. Durante la noche y el día siguiente los bomberos bregaban por los nuevos focos.

En escenas apocalípticas durante la noche y hasta el sábado, los transbordadores evacuaron a 1.153 personas de un pueblo costero y playas en Evia, una isla de montañas escarpadas y boscosas que es popular entre turistas y campistas, después de que las llamas de un incendio forestal masivo que ha ardido durante días cortaran todos los demás medios de escape.

La gente llevaba bebés o cargaba a adultos mayores en sillas mientras subían a transbordadores pequeños que los llevaran hacia lugares seguros.

Otro incendio fuerte estaba ardiendo en la región de Mani, en el sur del Peloponeso, donde la vicealcaldesa de Mani Oriental, Eleni Drakoulakou, dijo a la emisora estatal ERT que el 70% de la zona había sido destruida.

"Es una catástrofe bíblica. Estamos hablando de las tres cuartas partes del municipio", dijo Drakoulakou, al pedir más apoyo de aeronaves que lanzan agua desde el aire.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD