buscar noticiasbuscar noticias

¡Deja ir el título!

El golfista reynosense cayó cinco posiciones en la última ronda del BMW Championship, pero logra finalizar noveno en torneo que gana Patrick Cantlay

Monterrey, N.L.

Abraham Ancer no logró meterse a la pelea por el título del BMW Championship, pero se apuntó un nuevo Top 10 en la PGA al terminar noveno en el torneo que ganó en desempate el estadounidense Patrick Cantlay.

¡Deja ir el título!

Con tarjeta de 71 golpes, apenas uno por debajo del par, el reynosense cayó cinco peldaños en la clasificación con la que llegó a la cuarta y última ronda del segundo de tres torneos que componen los Playoffs de la FedEx Cup Cup.

En total fueron 270 contactos del tricolor, -18, a 9 de distancia de los líderes Cantlay y su compatriota Bryson DeChambeau, quienes llegaron hasta el sexto hoyo del Playoff para definir al campeón.

Carlos Ortiz, el otro mexicano en la competencia, terminó en el puesto 66 con 287, -1, y se perdió su oportunidad de meterse a la Gran Final, que inicia el próximo jueves.

CANTLAY RESISTE PARA VENCER A DECHAMBEAU

Patrick Cantlay centró toda su atención en una batalla épica del domingo con Bryson DeChambeau, un emocionante contraste de estilos y personalidades en el torneo BMW Championship. Aún así, no pudo ignorar lo que los aficionados le gritaban desde los cordones que delimitaban la zona en Caves Valley.

"Patty Ice".

Con el palo de golf en su mano y hielo en las venas, Cantlay metió un tiro decisivo tras otro para mantenerse con vida en los últimos tres hoyos del recorrido de regla y seis hoyos más de un playoff tenso de muerte súbita, para finalmente asegurar la victoria con un tiro de seis metros (20 pies) para birdie en el hoyo 18.

Resulta difícil decir si se trató del tiro más difícil.

Cerró su actuación de 66 golpes, seis bajo par, con un tiro de 2,5 metros (ocho pies) para par en el hoyo 16, un tiro para bogey de la misma distancia en el 17 luego de un disparo que terminó en el agua, y un tiro de seis metros para birdie en el 18 que obligó al playoff. En un par de ocasiones en el 18vo del playoff, donde DeChambeau tuvo una ventaja de 27,4 metros (30 yardas) de distancia del hoyo, Cantlay logró putts de 1,8 y 2,1 metros (seis y siete pies).

El tiro más importante sería el último.

"Pero todos importaron por igual, creo", dijo Cantlay. "Yo los necesitaba todos".

Por su parte, DeChambeau, que también firmó tarjeta de 66 golpes, puede elegir de entre muchos tiros el que le costó la victoria. Se convirtió en el primer jugador en la historia de la Gira PGA en totalizar 261 golpes sin llevarse a casa un trofeo.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD