buscar noticiasbuscar noticias

Definen nueva techumbre para el Templo Mayor

El techo que colapsó fue diseñado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez en 1987

Definen nueva techumbre para el Templo Mayor

 "Estamos en un lugar de Patrimonio Mundial y tenemos que cumplir con ciertos requisitos, por ejemplo que las edificaciones modernas no compitan u obstaculicen la vista del resto de las edificaciones. Nosotros tenemos enfrente edificios de los siglos 18 y 19, como el Palacio del Marqués del Apartado, el Antiguo Colegio de San Ildefonso o la casa Porrúa, entonces no podía el techo competir con éstos", puntualiza la arqueóloga en entrevista.

 Prevé que esta nueva cubierta, reemplazo de la derribada durante una granizada el 28 de abril de 2021, se instale en el primer semestre de este año.

 El techo que colapsó fue diseñado por el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez en 1987, año de apertura de la zona arqueológica del Templo Mayor y su museo de sitio.

 El diseño de la nueva cubierta corresponderá a TGC Geotecnia y Construcción, empresa que asesoró las obras de corrección geométrica de la Catedral Metropolitana y que ha participado también en intervenciones del Palacio Nacional y el Monumento a la Independencia.

 Su apariencia será semejante a la de Ramírez Vázquez y recurrirá al mismo sistema de tridilosa, una estructura tridimensional mixta de acero y concreto inventada por el fallecido ingeniero mexicano Heberto Castillo.

 La aplicación de la tridilosa se ha utilizado en el Hotel de México, hoy World Trade Center, de 54 pisos, y la Torre Chapultepec, de 30 niveles, así como en El Centro Médico Siglo XXI y la Plaza Cuauhtémoc, y el Desarrollo Urbano Tabasco 2000, en Villa Hermosa, y el Hotel Morelia Misión, en la capital michoacana, de acuerdo con la Fundación Heberto Castillo (www.fundacionhebertocastillo.org.mx).

 No obstante, la cubierta de la Casa de las Águilas se fabricará con materiales más ligeros y flexibles, en consideración al hundimiento del Centro Histórico capitalino, explica Ledesma.

 "Necesitábamos pensar en un techo que fuera lo suficientemente flexible y fuerte a la vez para que soporte no sólo una nueva granizada, sino también lo suficientemente moldeable para que vaya contrayéndose a medida que el subsuelo de la Ciudad de México se mueva: en el Centro Histórico estamos en el fondo de un terreno lacustre, todo se mueve, y más en épocas en las que estamos sacando mucha agua del subsuelo.

 "Como el Templo Mayor se está moviendo al mismo tiempo que el Centro Histórico, necesitábamos una protección que no fuera tan dura o tan rígida, sino que acompañará los movimientos naturales del suelo", detalla la funcionaria.

 La Casa de las Águilas dispone, en tanto, de un techo provisional para proteger las estructuras prehispánicas.

 Este sitio fue un edificio ceremonial de primer orden en la sociedad mexica. Estudios del arqueólogo Leonardo López Luján, titular del Proyecto Templo Mayor (PTM), indican que sólo ingresaban en él las altas élites sacerdotales y gubernamentales de México-Tenochtitlan.

 Allí se han encontrado importantes esculturas que representan a guerreros águila y a Mictlantecuhtli, deidad del inframundo mexica, y alberga una serie de banquetas polícromas de estilo neotolteca que los mexicas debieron labrar a fin de reproducir, en su Recinto Sagrado, el estilo artístico de la antigua ciudad de Tula, según información del INAH.

 Estos vestigios permanecen encofrados, es decir envueltos por una especie de caja a la medida, refiere Ledesma.

 Previamente fueron restaurados, y cuando se coloque la nueva cubierta se evaluará si requieren otras intervenciones.

 A pesar de la aparatosa caída, los daños en las antiguas estructuras fueron mínimos, tanto en el piso estucado como en uno de los muros que resultó alterado por el techo vencido y que ya fue restaurado, indica Ledesma.

 La empresa Agroasemex cubrió el costo del retiro de la techumbre colapsada en abril, así como el correspondiente a la restauración, diseño e instalación de la cubierta que la reemplazará, por un monto de 14 millones de pesos. (REFORMA 25/10/2021)

 Además, se requieren cambiar otras tres cubiertas de la zona arqueológica. Para este remplazo, TGC elabora una propuesta. Los costos de éstas serían sufragados por el INAH y la Secretaría de Cultura.

CIUDADANOS CENTINELAS

 La reja perimetral de la zona arqueológica del Templo Mayor, dañada durante la caída de la techumbre el 28 de abril de 2021, se reemplaza con el apoyo del Fideicomiso del Centro Histórico, y con un diseño renovado, para ofrecer mayor seguridad al recinto arqueológico, de suyo protegido por los vecinos, cuenta Ledesma.

 "La gente ha sido súper respetuosa con el espacio y cuida el lugar. Eso lo agradezco mucho", dice la funcionaria. "Me ha tocado varias veces que le dicen a la gente que no se brinque, que estamos trabajando".



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD