buscar noticiasbuscar noticias

Crece desesperación y presión por la ayuda

El apoyo llegaba lentamente para asistir a los miles de haitianos que se quedaron sin hogar

Haití.- La presión crecía el miércoles para que haya una respuesta coordinada luego del terremoto que sacudió Haití el fin de semana, en un momento en que se siguen recuperando cuerpos entre los escombros y los heridos continúan arribando desde zonas remotas en busca de atención médica. La ayuda llegaba lentamente para asistir a los miles de haitianos que se quedaron sin hogar

Multitudes enojadas se congregaban en edificios desplomados, exigiendo carpas para montar refugios temporales, los cuales son sumamente necesarios ahora luego de que la tormenta tropical Grace provocó fuertes lluvias el lunes y martes, agravando la miseria en la nación caribeña. 

Crece desesperación y presión por la ayuda

Una de las primeras entregas de comida por parte de las autoridades locales —un par de decenas de cajas de arroz y paquetes de alimentos previamente medidos y empaquetados— llegó a un campamento instalado en una de las zonas más pobres de Les Cayes, donde la mayoría de las viviendas de un piso, hechas con bloques de hormigón y techos de hojalata, resultaron dañadas o fueron destruidas por el sismo de magnitud 7,2 que sacudió al país el sábado. 

Pero el cargamento fue insuficiente para los cientos de personas que llevan cinco días viviendo en tiendas de campaña y carpas.

"No es suficiente, pero haremos todo lo que podamos para asegurarnos de que todos reciban al menos algo", comentó Vladimir Martino, un representante del campamento que se hizo cargo de distribuir el valioso cargamento. 

ESPERA ALIMENTO

Gerda Francoise, de 24 años, era una de las decenas de personas que se formaron bajo el sofocante calor con la esperanza de recibir algo de comida. "No sé lo que voy a recibir, pero necesito algo para llevar a mi tienda", señaló. "Tengo un hijo". 

El martes por la noche, la Dirección de Protección Civil colocó la cifra de muertos por el sismo en 1.941. También informó que 9.900 personas habían resultado heridas, muchas de las cuales esperaron horas a la intemperie para recibir atención médica. 

imagen-cuerpo

Un hombre carga dos cajas que contienen alimentos.

Estragos

Destruidas más de 

7.000 viviendas y dañó unas

5.000, dejando a unas 

30.000 familias sin hogar

- Los hospitales, las escuelas, oficinas e iglesias también quedaron destrozadas o sumamente dañadas.

Priorizan los heridos

La ayuda internacional estaba llegando a la nación, pero lentamente. Las tripulaciones de los helicópteros de la Guardia Costera de Estados Unidos se concentraban en la labor más apremiante: transportar a los heridos a instalaciones médicas menos abrumadas. Se tenía previsto que un buque de guerra anfibio de la Armada de Estados Unidos, el USS Arlington, partiera el miércoles rumbo a Haití con equipo quirúrgico y una lancha de desembarco. 

Los voluntarios encontraron el cuerpo de un hombre entre los escombros de un edificio de apartamentos que se desplomó en Les Cayes, donde el hedor de los muertos flotaba en el calor tropical.  


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD