Escena

Ciudad con nombre de cerveza

Pilsen es el epicentro cervecero y punto neurálgico en República Checa

  • Por: Reforma
  • 10 / Noviembre / 2019 -
  • COMPARTIR
Ciudad con nombre de cerveza

Pilsen, República Checa.

Pilsen es el epicentro cervecero, no solo por ser punto neurálgico del estilo que representa el 90 por ciento de producción en República Checa, también porque la cerveza que nació en sus laberintos, representa el estilo de baja fermentación más famoso en el mundo.

La majestuosa belleza gótica de la Catedral de San Bartolomé, ubicada en la Plaza de la República, es enmarcada por las fachadas barrocas, clásicas y renacentistas todas pintadas de colores pastel en esta bella ciudad.

UNA BELLEZA GÓTICA

Desde la torre de la Catedral, a 103 metros de altura y muy cerca del vasto cielo azul que corona la urbe, se pueden apreciar gigantes como la tercera sinagoga más grande de Europa, el magnífico Teatro J. K. Tyl que mezcla el estilo neorrenacentista con el art nouveau, la emblemática cervecería Pilsner Urquell, la línea que dibuja la cordillera de Bohemia del sur y los tres ríos Radbúza, Mze, Úhlava, Úslava, que proveen agua para su famosa cerveza lager.

La magia de Pilsen no sólo se desenvuelve en las alturas, también en sus entrañas. Debajo de sus estructuras, el alma de Bohemia se fragmenta entre laberintos subterráneos que datan del siglo 14 hasta la fecha.

Una mágica atmósfera envuelve los más de 20 kilómetros de túneles que componen una ciudad subterránea, que en el pasado sirvió como asilo en tiempos de guerra, en otros tiempos también lo fue para los amantes de la cerveza.

LABERINTOS SUBETERRÁNEOS

La ciudad está conectada casi en su totalidad por laberintos subterráneos. Incluso hay una ruta que conduce a la cervecería Pilsner Urquell, casa de la famosa bebida de baja fermentación, sitio imperdible de las entrañas de Pilsen está conectado con

"La historia comenzó con la formación de Bürgerliches Brauhaus ("Cervecería de los Ciudadanos").

De ascendencia alemana, Groll llevó consigo parte de la herencia cervecera alemana a Pilsen. Así la empresa comenzó a elaborar en 1842 la bebida que le daría fama mundial a la ciudad a partir de la malta dulce de Moravia, flores de lúpulo de la región de Zatec y agua blanda de Pilsen

SIGLOS DE HISTORIA

Es posible reconstruir siglos de historia a través del recorrido por una de las cervecerías más grandes del mundo donde se explica cada paso del proceso, mientras se admira su mágica arquitectura como el faro de purificación de agua, las calderas de cocción o la gigantesca cámara de hielo.

Pero en los túneles subterráneos flanqueados por inmensos barriles, yace un último tesoro por descubrir: un tarro de cerveza Pilsner fresca, no filtrada y servida directamente de la barrica.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA