buscar noticiasbuscar noticias

Casi cae en engaño de ‘sobrino’ detenido

Afectado recomienda a la ciudadanía a no responder llamadas de números desconocidos

La mayoría de los casos de extorsiones telefónicas no son denunciados ante las autoridades correspondientes por los afectados, quienes mejor recurren hacerlos públicos ante los medios de comunicación y en las redes sociales con la finalidad de informar y prevenir a la sociedad sobre lo que está pasando.

Ayer un hombre habló a la redacción del periódico EL MAÑANA con el fin de exponer su denuncia pública a la población sobre este método de extorsión telefónica del cual estuvo a punto de ser una víctima más.

Casi cae en engaño de ‘sobrino’ detenido

La persona de 58 años solicitó que se mantuviera su identidad en el anonimato y dijo que ayer recibió una llamada de extorsión del número telefónico 3325-666851.

Al responder la llamada, un joven le dijo: “Hola tío como están todos por allá, soy tu sobrino del extranjero más tarde voy a pasar a visitarlos para dejarles unos regalitos que les compré”.

En un principio el afectado cayó en el juego de la extorsión pensando que sí era un sobrino quien incluso le proporcionó un nombre que sí coincidía con el de un familiar del norte y de quien regularmente en estas fechas reciben visitas.

Después el ofendido le avisó a su esposa de la llamada y que tendrían visita por parte de un sobrino e incluso hasta prepararon algunas cosas en su domicilio, esperando la llegada del familiar.

Al poco rato, el supuesto sobrino volvió a llamar por teléfono y en esta ocasionó le dice al afectado: “Tío estoy en el puente internacional Reynosa-Hidalgo pero tuve un problema porque no declaré un dinero y las autoridades me lo encontraron en una de las maletas y ahora me están acusando de evasión fiscal”.

Luego el “sobrino” le pasa al “encargado de las autoridades” quien le empezó a dar un discurso todo relacionado en el tema de las leyes relacionadas con el trabajo de un inspector de aduanas.

Por lo que el quejoso comenzó a notar diversas irregularidades en todo y más cuando el “sobrino” le dijo que le prestara 500 dólares y que se los depositara a una cuenta bancaria a los aduanales a cambio de que le ayudaran a documentar el dinero y así recuperarlo y también lo dejaran en libertad (versión muy incoherente por el problema en que estaba metido el supuesto sobrino).

Al estar casi seguro de que todo se trataba de una extorsión, el afectado se aseguró y le dijo que iba para el puente internacional para ayudarlo y en eso los extorsionadores comenzaron a caer en una y más mentiras hasta que colgaron.

Recomendó a los ciudadanía que cuando estén pasando por una situación así, es mejor colgar de inmediato o no responder llamadas de números desconocidos, cosa que ya aprendió con esa experiencia que vivió.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD