buscar noticiasbuscar noticias

Canadá busca dar más poder a su agencia de inteligencia

El gobierno de Canadá presentó un proyecto a fin de dar más poder a sus agentes de inteligencia para combatir el terrorismo, detener a sospechosos de planear un ataque y que las cortes puedan ordenar el retiro de propaganda terrorista.

“Nuestro gobierno está tomando acciones muy seriamente para mantener a salvo a los canadienses”, dijo el primer ministro Stephen Harper al presentar su iniciativa en Richmond Hill, Ontario, junto a los ministros de Justicia, Seguridad Pública y al ministro asociado de Defensa Nacional.

PROPONEN. Quieren dar mas poder a sus agentes para prevenir ataques terroristas.Canadá busca dar más poder a su agencia de inteligencia

Según el proyecto, la Agencia de Servicios de Inteligencia de Canadá (CSIS) podrá detener a individuos, cancelar boletos de avión a sospechosos de planear alguna actividad terrorista y compartir información de seguridad nacional entre sus agencias en todo el país.

El anuncio se da tres meses después de que dos hombres convertidos al islam mataron a soldados canadienses en menos de 48 horas en dos ciudades del este del país. Uno de ellos irrumpió en la sede del Parlamento Federal de Ottawa.

En la actualidad, la CSIS investiga a 90 individuos sospechosos por haberse convertido al islam.

La iniciativa de ley propone reforzar el Programa de Protección de Pasajeros, impidiendo viajar por avión a sospechosos de estar relacionados con grupos terroristas fuera de Canadá.

También permitiría que las agencias de inteligencia puedan usar información clasificada para negar la entrada o el estatus canadiense a individuos que representen una amenaza para el país.

Con esta nueva iniciativa de ley, el gobierno canadiense pide además otorgar una protección adicional a los testigos o participantes de procesos de seguridad nacional.

Harper recordó que tanto los ataques terroristas en Canadá de octubre pasado como los recientes en Francia y Australia recuerdan que “el mundo es un lugar peligroso” y que este país “no es inmune” a la amenaza del terrorismo.

Recalcó que “los yihadistas nos han declarado la guerra”, por lo que “no privilegiaremos los derechos de los terroristas y otros que puedan lastimar a los canadienses frente a los derechos de los ciudadanos respetuosos de las leyes”.

La propuesta fue recibida con reservas por parte de los grupos defensores de la libertad de expresión, debido a las nuevas atribuciones que tendría la CSIS para detener a individuos que consideren sospechosos de terrorismo.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD