buscar noticiasbuscar noticias

Bomberos griegos combaten los incendios con refuerzos

Columnas de humo y cenizas ocultaban el sol sobre la segunda isla más grande de Grecia y teñían el cielo de naranja, mientras un incendio forestal devoraba bosques y provocaba más alertas de evacuación el domingo. Los isleños pidieron más recursos contra el fuego

GOUVES, Grecia 

El incendio en Evia, una isla de cañones y montañas boscosas con pequeñas calas de agua cristalina, comenzó el 3 de agosto y cruzó la popular isla turística de lado a lado en cinco días ardiendo sin control. Decenas de casas y negocios han quedado destruidos y miles de residentes y veraneantes han sido evacuados.

Bomberos griegos combaten los incendios con refuerzos

Se trata del incendio más grave de las docenas de fuegos declarados en Grecia tras la ola de calor más prolongada e intensa que sufre el país en tres décadas, con temperaturas de hasta 45 grados Celsius (113 Fahrenheit) que secaron el paisaje.

Tres patrulleras de guardacostas, cuatro barcos de la Marina, un transbordador, dos embarcaciones turísticas y numerosos botes pesqueros y privados estaban en reserva para posibles evacuaciones desde el poblado costero de Pefki, en el extremo norte de Evia, según los guardacostas griegos.

Unas 350 personas habían embarcado ya en el transbordador, según los guardacostas, mientras enormes llamas cortaban las posibles vías de escape por carretera. Se emitieron órdenes de evacuación en cuatro poblados, incluido Pefki, pero algunos vecinos se negaron a marcharse y confiaban en salvar sus propiedades.

Las autoridades instaron a los vecinos de otros poblados cercanos y del puerto principal en el norte de Evia, Aidipsos, a cerrar puertas, ventanas y chimeneas para impedir que las chispas entraran en las casas.

Durante la noche, guardacostas y varios transbordadores evacuaron a 83 personas de playas en el norte de la isla. Más de mil personas fueron evacuadas por mar el viernes por la noche mientras las llamas asolaban las colinas tras ellos, cortando cualquier otra vía de escape.

Funcionarios locales y residentes del norte de Evia llamaron a programas de televisión el sábado para pedir más bomberos y aviones que arrojan agua.

En el incendio de Evia trabajaban 575 bomberos con 35 equipos de tierra y 89 vehículos, incluidos 112 bomberos rumanos y 100 ucranianos enviados a Grecia como refuerzo. Cuatro helicópteros y tres aviones, incluido un enorme Beriev-200 prestado por Rusia, daban apoyo aéreo.

Otros tres grandes incendios asolaban la región sureña del Peloponeso. Un peligroso fuego al norte de Atenas parecía estar remitiendo tras calcinar decenas de casas y negocios en los suburbios al norte de la capital del país. El fuego obligó a evacuar a miles de personas y arrasó una gran extensión de bosques. También quemó parte del parque nacional del Monte Parnitha, uno de los últimos bosques que quedaban cerca de Atenas y aún marcado por un incendio en 2007.

Un bombero voluntario murió en ese incendio tras sufrir una lesión en la cabeza por la caída de un poste eléctrico. Al menos 20 personas han sido atendidas por lesiones relacionadas con el fuego, incluidos dos bomberos que estaban en cuidados intensivos.

Las causas de los incendios se están investigando. Tres personas fueron detenidas el viernes en la zona metropolitana de Atenas, el centro y el sur de Grecia como sospechosos de provocar incendios, en dos de los casos de forma intencionada.

Otra persona, un griego de 47 años, fue detenido el sábado por la tarde en Petroupoli, un suburbio de Atenas, por iniciar dos incendios en un bosque y prender fuego a cuatro contenedores, según la policía.

Diez países han enviado ya a Grecia efectivos y equipamiento como aeronaves, mientras que otros ocho enviarán más refuerzos.

Las autoridades griegas y europeas han atribuido al cambio climático el gran número de incendios registrados en el sur de Europa en los últimos días, desde Italia a los Balcanes, Grecia y Turquía.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD