buscar noticiasbuscar noticias

Bomba mata a 65 en mezquita

Oleada terrorista, el grupo extremista suní Jundalá se atribuyó el ataque

Por lo menos 65 personas murieron y decenas resultaron heridas cuando estalló una bomba en una mezquita chií en el sur de Pakistán mientras los feligreses se congregaban para un servicio religioso, dijeron funcionarios.

El grupo extremista suní Jundalá se atribuyó el ataque de ayer en la ciudad de Shikarpur, en la provincia de Sindh, a unos 500 kilómetros al norte de Karachi.

ATENTADO. Un ataque terrorista en una mezquita dejo por lo menos 65 feligreses muertos.Bomba mata a 65 en mezquita
Siembran pánico
imagen-recuadro

Fue el ataque sectario más mortífero en Pakistán en varios meses y se produce en momentos en que el país trata de contener un incremento del extremismo armado tras un ataque que mató a 150 personas en una escuela, en su mayoría niños, en Peshawar en diciembre.

El grupo extremista suní Jundalá se atribuyó el ataque de ayer en la ciudad de Shikarpur, en la provincia de Sindh, a unos 500 kilómetros al norte de Karachi.

Esa área de Pakistán había escapado mayormente de los intensos ataques y otros actos de violencia ocurridos en los últimos años en las áreas tribales en el norte junto a la frontera con Afganistán y en la ciudad portuaria de Karachi, lo que indica que la amenaza terrorista podría extenderse a otros territorios en el país.

Hadi Bakhsh Zardari, subcomisionado del distrito de Shiarpur, señaló que hubo 65 muertos y 31 hospitalizados. Shaukat Ali Memon, director del hospital de Shikarpur, pidió donaciones de sangre por la televisión estatal.

La televisión paquistaní mostró a residentes y feligreses transportando heridos al hospital y retirando cadáveres. La prensa local informó que partes del techo se desplomaron sobre los feligreses y que había algunos atrapados entre los escombros.

En medio del caos posterior a la explosión, las víctimas fueron conducidas al hospital en motocicletas y bicitaxis, según el funcionario del hospital Imtiaz Hussain.

El primer ministro Nawaz Sharif condenó el ataque y lo calificó de atentado suicida, pero Zardari y otros funcionarios dijeron que se investigaba la causa. “Expertos en explosivos y la policía todavía discuten si estalló una bomba colocada previamente o si fue un ataque suicida debido a evidencias conflictivas”, precisó Zardari.

El voceo de Judalá, Fahad Mahsud, se atribuyó el ataque, pero no dio detalles. El grupo miliciano se ha atribuido ataques a chiíes y otras minorías religiosas, incluso un ataque suicida doble en 2013 a una iglesia anglicana en Peshawar que dejó 85 muertos.

Muchos suníes extremistas no consideran verdaderos musulmanes a los chiíes, que representan entre 10 y 20 por ciento de la población paquistaní. Milicianos suníes en Pakistán han bombardeado mezquitas chiíes, han asesinado a peregrinos chiíes que viajaban a Irán y a figuras religiosas y líderes comunitarios chiíes.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD