buscar noticiasbuscar noticias

Ashton Kutcher testificará contra asesino de su exnovia

El actor y la víctima comenzaron a salir en 2001, poco antes de que fuera asesinada por 47 puñaladas en su residencia

El actor Ashton Kutcher podría testificar en contra de Michael Thomas Gargiulo, acusado de asesinar a Ashley Ellerin de 22 años de edad, el 21 de febrero de 2001, apuñalándola 47 veces después de irrumpir en su casa de Los Ángeles mientras se duchaba.

“El acusado le cortó la garganta a la Srta. Ellerin de una forma tan brutal que casi la decapitó. Después de asesinarla, su cuerpo fue colocado en una posición denigrante de naturaleza sexual. Gargiulo se ensañó con su cuerpo sin vida apuñalándola varias veces, cortándole la garganta, haciéndole cortes en el pecho y elaborando una puesta en escena para cuando la policía o sus familiares la encontraran”, rezan los documentos policiales.

Ashton Kutcher testificará contra asesino de su exnovia

Se cree que el acusado podría haber acabado con la vida de hasta una docena de mujeres en el tiempo que pasó en Chicago -donde residió en primer lugar- y Los Ángeles, donde vivía a apenas cien metros de Ashley Ellerin.

El perfil psicológico que la policía ha realizado sobre Gargiulo le describe como un “asesino en serie con un trastorno psicosexual que mata sistemáticamente a mujeres jóvenes y atractivas porque obtiene placer sexual manipulando, apuñalando y acabando con la vida de sus víctimas”.

Fue detenido en 2008 gracias a muestras de ADN encontradas en el apartamento de Muchelle Murphy en Santa Mónica, quien logró sobrevivir a un ataque con arma blanca en abril de ese mismo año.

Ashton y Ashley habían comenzado una relación poco antes de la tragedia.

“Habíamos salido con él un par de veces, ya sabes. Y, bueno, ellos debían de haber salido ya en un par de citas, o algo así”, comentó un amigo de Ashley.

En su declaración ante la policía, Ashton explicó que la noche del fallecimiento de su novia ella le había llamado para fijar una cita, un ofrecimiento que él declinó.

Más tarde acudió al apartamento de la joven para reconciliarse con ella tras lo que consideró que había sido una pelea sin importancia. Una vez allí, el actor comprobó que las luces estaban encendidas y que el coche de Ashley continuaba aparcado en la puerta, pero no obtuvo respuesta al llamar a la puerta, algo a lo que no dio mayor importancia al considerar que probablemente solo estaba molesta por cancelar sus planes.

Ashton también explicó a las autoridades que, al mirar a través de las ventanas, no vio nada anormal más allá de una mancha en el suelo que parecía vino tinto, la cual finalmente resultaría ser un charco de sangre de la propia Ashley.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD