buscar noticiasbuscar noticias

Aplauda, no cante: China quiere Juegos sin casos de COVID-19

Los protocolos de prevención serán similares a los adoptados en los Juegos de Tokio este verano

Los deportistas tienen que estar vacunados —o pasar una larga cuarentena —, someterse a pruebas de detección del coronavirus a diario y utilizar mascarilla cuando no están compitiendo o entrenando. Animar a los compañeros aplaudiendo está permitido, pero cantando no. Si alguien da positivo al COVID-19 quedará aislado y no podrá competir hasta que reciba el alta.

Bienvenido a los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, donde las estrictas medidas de contención tratarán de crear una "burbuja" a prueba de virus para los miles de visitantes extranjeros en un momento en que la nueva variante ómicron impulsa el repunte global de las infecciones.

Aplauda, no cante: China quiere Juegos sin casos de COVID-19

Los protocolos de prevención serán similares a los adoptados en los Juegos de Tokio este verano, aunque mucho más estrictos. Eso no será un problema en Beijing, ya que el país mantiene una política de "cero contagios" desde el inicio de la pandemia.

Pero la capacidad de China para mantener su enfoque de tolerancia cero a nivel nacional está siendo puesta a prueba ya por ómicron, una variante más transmisible y contagiosa que sus predecesoras y con una mayor capacidad para esquivar las vacunas.

A unas semanas del inicio de las competencias el 4 de febrero, más de 20 millones de residentes están confinados por brotes en seis ciudades.

A continuación, un vistazo a cómo funcionarán los Juegos de Invierno.

¿LOS DEPORTISTAS TIENEN QUE ESTAR VACUNADOS?

Sí, los atletas y otros participantes, incluyendo el personal de sus equipos y los medios de comunicación, deben tener la pauta de vacunación completa para acceder a las áreas olímpicas designadas sin necesidad de pasar una cuarentena de 21 días. Esas zonas son la Villa Olímpica, los centros deportivos, otros lugares seleccionados y el transporte específico.

Esto es distinto a los Juegos de Tokio, donde no se exigía que los participantes estuviesen vacunados.

Se considerará que los participantes están completamente vacunados en función de los criterios de su país de origen. Antes de embarcar hacia la capital china, todos deben presentar dos pruebas negativas realizadas recientemente en laboratorios autorizados.

La amenaza de quedarse fuera por un positivo supone una presión añadida para los deportistas.

La esquiadora estadounidense Hannah Soar dijo que está evitando el contacto con la gente en espacios cerrados y que se comporta como si todo el mundo estuviese infectado. "Básicamente, estamos actuando como si fuese marzo de 2020", señaló.

¿QUÉ OCURRIRÁ EN EL DÍA A DÍA?

A su llegada al aeropuerto de Beijing, los participantes pasarán un control de temperatura y una pruebas con muestras nasales y de garganta. Un funcionario de los Juegos que llegó recientemente al país contó en una conferencia de prensa que el proceso le llevó 45 minutos, aunque los organizadores dijeron que los tiempos pueden variar.

Después, un bus los trasladará a su alojamiento designado, donde tendrán que esperar hasta seis horas por el resultado de la prueba, que les permitiría moverse por las zonas autorizadas. Las restricciones al movimiento en ese "circuito cerrado" pretenden sellar cualquier posible contacto entre la población olímpica y la local.

Todos los participantes tendrán que someterse a una prueba diaria con muestras de garganta. En Tokio, se escupía en viales para los tests de antígenos.

Se recomiendan también las medidas de seguridad estándar, como ventilar las habitaciones y mantener una distancia de alrededor de un metro (3 pies) con los demás, o de 2 metros (6 pies) en el caso de los deportistas.

Tanto en espacios abiertos como cerrados se requerirán mascarillas N95 o de calibre similar, con pocas excepciones, como para comer y beber. Los comedores tendrán divisiones y su aforo se reducirá para ayudar a mantener la separación.

En los espacios donde no es posible respetar la distancia, como en los ascensores, está prohibido hablar. El personal estará ubicado en zonas clave para guiar a la gente y asegurar que se sigue el protocolo.

¿QUÉ OCURRE SI UN DEPORTISTA DA POSITIVO?

En Tokio, los organizadores dijeron que 33 atletas arrojaron positivo al coronavirus durante los Juegos. De ellos, 22 se retiraron de la competición. Incluso con las estrictas medidas de seguridad en vigor en Beijing, los expertos dicen que es probable que haya algunos contagios, especialmente con la variante ómicron en escena.

Si un deportista u otra persona de la burbuja olímpica da positivo pero no tiene síntomas, se confinará en un hotel designado. Allí se les proporcionará comida y podrán abrir las ventajas para respirar aire fresco, pero no podrán salir de sus habitaciones, que según la organización tendrán unos 25 metros cuadrados (270 pies cuadrados).

Los atletas pueden pedir material deportivo para entrenar.

Los asintomáticos podrán abandonar el aislamiento tras dar negativo en dos días consecutivos. Los casos se revisarán uno por uno, pero en algunos casos podría se tarde para competir, dijo la organización.

Como norma general, un comité evaluará a quienes sigan dando positivo por más de 14 días, agregó.

Los contagiados con síntomas pasarán la cuarentena en un hospital. Para salir también tendrán que arrojar negativo dos días consecutivos, además de pasar tres días con una temperatura normal y los síntomas en remisión.

Según los organizadores, los atletas que se recuperen tras dar positivo antes de los Juegos serán evaluados caso por caso de una "forma más flexible".

¿HABRÁ AFICIONADOS?

La presencia de aficionados extranjeros no está permitida. En cuanto a los locales, los organizadores dicen que están ultimando las normas de asistencia.

No está claro si los recientes brotes registrados en el país influirán en estas decisiones. Los organizadores de Tokio también tenían previsto permitir el acceso de fanáticos locales antes de desechar la idea debido al aumento de las infecciones. El resultado fueron imágenes surrealistas de atletas compitiendo en estadios vacíos.

Incluso aunque se permita la entrada de algunos, su presencia será más silenciosa: se les pedirá que aplaudan en lugar de gritar o cantar, como habría ocurrido en Tokio.

¿FUNCIONARÁ TODO ESTO?

A pesar del alza de los contagios por el avance de la variante ómicron que afecta a muchas partes del mundo, incluyendo la propia China, los organizadores dicen que pueden celebrar unos Juegos sin tantos trastornos como algunos temen.

Los deportistas olímpicos tienen una gran motivación para no contagiarse y poder competir, afirmó el doctor Sandro Galea, experto en salud Pública de la Universidad de Boston. Y aunque sea más complicado con ómicron, apuntó, no hay ningún misterio en lo que la gente debe hacer para evitar el contagio: tomar medidas de precaución, como limitar la exposición a los demás.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD