Escena

Casi compadres

Ryan Reynolds y Jake Gyllenhaal protagonizan ‘Life’, cinta que llegará pronto a las salas de cine

  • Por: Reforma
  • 20 / Marzo / 2017 -
  • COMPARTIR
Casi compadres

nAL CINE. Ryan Reynolds y Jake Gyllenhaal protagonizan “Life”.

Ciudad de México

Ryan Reynolds tiene casi un compadre en la persona de Jake Gyllenhaal.

Los dos hombres maduros, guapos y con un estatus en Hollywood que han sabido mantener, se llevan más que bien y procuran estar mucho tiempo juntos.

El protagonista de Life, cinta próxima a estrenarse y en la que comparte créditos con Gyllenhaal, confirma la gran amistad que hay entre ellos.

“Fácilmente él es uno de los actores más interesantes en el Hollywood de hoy. Al mismo tiempo, es uno de los tipos más amables que he conocido”, dijo Ryan al programa Good Morning America.

De hecho, los dos viven muy cerca y siempre que tienen el tiempo disponible hacen planes para convivir.

“Estamos juntos todo el tiempo. Mi esposa es muy buena cocinando y puede que Jake sea un poco mejor. Es muy competitivo”, dijo en relación a los atributos de Gyllenhaal fuera del ser de filmación.

Incluso bromeó luego de haber alabado las cualidades culinarias de su compañero y amigo, pues es algo que pudiera no caerle muy bien a su esposa Blake Lively.

“Me mudaré a finales de mes”, bromeó Ryan. “Quizás me tenga que mudar ahora mismo, debajo de este escritorio. Ya estoy haciendo planes”.

No viajaría en avión con sus hijas.

Ryan se caracteriza por ser un buen padre, pero algo que nunca haría, dijo, sería viajar en un avión con sus dos hijas: Inés y James.

“Siempre tengo empatía por los padres, especialmente en un vuelo. Antes de tener hijos, siempre pensé que se veía difícil. Podías ver a los padres sudando, nerviosos, porque sus hijos están gritando y todos están molestos con ellos”.

Por esta razón Reynolds se inclina más por el hecho de viajar en avión sin sus pequeñas, pues esto sería muy incómodo.

“Preferiría tomar un envase hirviendo de rabia líquida antes que montarme en un avión con mis dos hijas”, aseguró. “A los 2 años lo que les provoca es arrancarse la ropa y saludar a todo el mundo en el avión”.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA