Texas

Violencia y drogas reinan en prisiones. Centros de detención juveniles

La falta de personal impide un mejor control; proponen concentrar a los más peligrosos

  • Por: Carlos Espriella
  • 16 / Marzo / 2019 -
  • COMPARTIR
Violencia y drogas reinan en prisiones. Centros de detención juveniles

CARENCIAS. Falta personal en los Centros de Detención Juvenil de Texas.

McAllen, Tx.- La violencia entre integrantes de distintas pandillas y consumo de drogas impera en los centros de detención de menores de Texas, que alojan a los delincuentes juveniles más peligrosos, y donde la falta de personal impide un mejor control de los mismos, según denuncian ante el Comité Senatorial de Justicia Criminal del Senado. 

Estos centros de detención solían alojar todo tipo de detenidos, por delitos graves y menores, hasta que un escándalo por abuso sexual en 2007 llevó a grandes reformas en lo que se llamaba la Comisión Juvenil de Texas, TYC. 

Promovido por el Senador John Whitmire, presidente del Comité de Justicia en lo Criminal, en el Senado, TYC se unió a la Comisión de Libertad Provisional Juvenil en el 2011para crear el Departamento de Justicia Juvenil de Texas, TJJD, con un mayor enfoque en intervención y tratamientos basados en la comunidad para transgresores de bajo nivel, y los condenados por crímenes graves distribuidos entre los cinco centros de detenciones.

El resultado es un menor número de prisioneros en centros de detenciones, desde mas de 5 mil a 834 hoy en día, pero estas cifras menores incluyen a los delincuentes juveniles más violentos de Texas. 

Violencia y drogas reinan en prisiones. Centros de detención juveniles

VIOLENCIA. Impera la violencia entre jóvenes en las cárceles para jóvenes del estado.

-

Violencia y falta de personal

Esto ha llevado a mayores niveles de violencia, ataques al personal y a otros detenidos, reportes de consumo de drogas y afiliación a pandillas violentas, con jóvenes usando agujas y grapas para tatuarse símbolos pandilleros. La mitad de estos jóvenes tienen 17 ó 18 años, y conviven con niños de 13 años. Ochenta por ciento de ellos han sido condenados por crímenes violentos o crímenes contra personas, y casi la mitad sufre serios trastornos mentales, el doble que hace dos años. 

El principal factor en el aumento de estos incidentes, dijo Camille Cain, directora ejecutiva de TJJD, es la escasez de personal. La proporción óptima es un oficial por cada ocho detenidos, pero en algunos centros la proporción llega hasta uno por cada 14 detenidos. Whitmire quiso saber porqué su agencia no está solicitando más fondos. "Ni siquiera ha pedido un aumento de presupuesto", dijo el funcionario. "En Finanzas estamos revisando su presupuesto en este momento, y yo miro a mis colegas y digo: Yo sé que tienen problemas de personal, yo sé que está peligroso, y ni están pidiendo un aumento. Me frustra eso", añadió. 

Simplemente contratar más personal no es la solución, dijo Cain, porque las dificultades del trabajo y condiciones laborales lleva a que un 40 por ciento de los nuevos empleados renuncien dentro de los seis meses siguientes a su contratación. "Este trabajo es duro, los jóvenes son duros, el lugar es realmente difícil", declaró la directora de TJJD. 

-

Posible solución

Whitmire propuso una solución drástica: 

Transferir los 834 detenidos de los cinco centros de TJJD a una prisión de adultos vacía, cerrada en 2017. Construida en 1995, la prisión Bartlett State Jail en el Condado Williamson puede alojar 1,040 prisioneros, con otras 20 celdas individuales para aislar a los delincuentes juveniles más violentos. "Podríamos brindar inmediatamente la seguridad y los servicios que estos jóvenes no están recibiendo", dijo el senador. Cain expresó preocupación sobre la concentración de detenidos violentos en un solo lugar, pero Whitmire insistió: 

"Todos sus lugares sufren de falta de personal, las pandillas están tatuando a los jóvenes que recién llegan, y yo le estoy ofreciendo un ambiente seguro, donde puedan recibir los servicios que tanto necesitan, ¿y a usted le preocupa su seguridad? Le podríamos dar a los jóvenes la seguridad... si fuera por mí lo hacemos mañana". 

El senador Whitmire reconoció que a la propuesta le falta trabajo y la ayuda de ejecutivos de TJJD para convertirse en realidad, pero que algo debe cambiar drásticamente. 

"No sé cómo podemos dormir sabiendo que eso existe si tenemos otras opciones. Yo le garantizo que se convertiría en un establecimiento estatal con todos los servicios que no estamos ofreciendo hoy y que tanto necesitan", concluyó el funcionario estatal.

Violencia y drogas reinan en prisiones. Centros de detención juveniles

PANDILLAS. Los internos son reclutados por pandillas y los enfrentamientos son muy frecuentes.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA