buscar noticiasbuscar noticias

Viaja a pie, su meta: es Alaska

Con 61 años cuenta que lo han tratado muy bien en los diferentes países y México no es la excepción

Martín Esteban Echegaray Davies, originario de Bahia Lapataia Ushuaia, Tierra de Fuego, Argentina, que es catalogada como el fin del mundo, salió de su comunidad el pasado 31 de octubre del 2017 y ha recorrido 12 países: la meta es llegar Alaska.

Su recorrido consiste en caminar, acompañado de un carro al que le llaman Carricatre Pilchero, que es un catre de campaña que fue modificado por el mismo, donde lleva ropa, una hielera con comida, sus banderas y que el jala para avanzar en su camino.

Viaja a pie, su meta: es Alaska

En la hielera lleva agua, frutas y algunas verduras, que incluso van con hormigas, por lo que pide no le den alimento porque se le echa a perder.

Martín pasó por San Fernando, y por los ejidos de Reynosa, hasta llegar a la ciudad por la tarde-noche del miércoles, ciudadanos le dieron alojamiento, le invitaron de cenar y por la mañana de este jueves siguió su camino rumbo al puente internacional, durmió en Reynosa y hoy viernes parte a los Estados Unidos.

“He pasado por todos lados, del sur al norte, eso no lo tengo en cuenta yo, yo solamente voy haciendo un rally de Ushuaia a Alaska, que es el fin del mundo del norte, yo soy descendiente de los primeros colonos que poblaron la provincia en Argentina y de ahí surge la idea, porque hacemos caminatas, pero todas chicas de la provincia y decidí hacer esta más trascendental”, dijo.

QUIERE LLEGAR ANTES DE 3 AÑOS

Con 61 años cuenta que lo han tratado muy bien en los diferentes países y México no es la excepción, muy pocas veces se queda alojado en viviendas.

“Son tres años de rally, intento llegar antes de tres años a Alaska, mi objetivo es llegar Alaska, nada más, otra cosa no, yo donde me quedó voy pidiendo para bañarme, lavar mi ropa, la ayuda que sea económica, no con cosas de comer porque las cosas de comer se echan a perder y no sirve de nada”, expresa.

Martín no tiene horarios, solamente se levanta y sigue su camino, mientras que a su paso los ciudadanos se paran para tomarse la foto, darle agua o suero, algunos alimentos o alguna palabra de aliento.

En este tiempo de recorrido ha bajado alrededor de 14 kilos y señala que tiene su pasaporte y documentos para poder cruzar los Estados Unidos y cumplir con la meta de llegar Alaska


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD