buscar noticiasbuscar noticias

Ven presunta violación a derechos de guatemalteca

Es arrestada en una ‘casa de seguridad’; una hondureña la acusa de secuestrarla junto con su hija

“FIRMA”. Juana Alonzo Santizo estampó sus huellas en la averiguación previa.Ven presunta violación a derechos de guatemalteca

La mayoría está en cárceles de Oaxaca, Chiapas y Puebla. Pero hay un caso en Reynosa, Tamaulipas. 

Juana Alonzo Santizo tiene 31 años,  mide 1.40 metros; es originaria de Huehuetenango, San Mateo Ixtalán, Guatemala. Ahora su hogar es el Centro de Sanciones y Ejecuciones de Reynosa, donde no ha recibido sentencia. 

Afronta el ser mujer indígena y hablar dialecto Chuj. Razón por la que fue culpada de secuestro en esta ciudad, el 10 de noviembre del 2014. 

Cuando fue aprehendida tuvo lectura de derechos en español, desconociendo lo que se le decía.

Desde el 2016 Juana Alonzo Santizo lucha en silencio para conseguir un traductor para su caso. 

Su abogado ha pedido al Consulado de Guatemala, en Tijuana, Baja California, el otorgamiento de un traductor; respaldándose de los artículos 8 constitucional, 193 fracción II, 199, 214, y 229 relativos al Código de Procedimientos Penales del Estado de Tamaulipas.

 Alma Delia Reyna, una amiga de Alonzo Santizo, revela que esta fue detenida de forma inhumana. La acusan del secuestro de una mujer y su hija. La acusadora mide más de un metro 60 y la acusada mide un metro 40, y no habla español.

Durante su viacrucis penal ha aprendido algo de español, pero su lengua materna le impide comprender demasiadas cosas.

El Tribunal culpa a los policías del 2014, y los policías al Tribunal.

La mujer indígena fue golpeada y ha estado enferma, hasta apenas hace meses, después de varios años recibió atención médica, siempre de acuerdo con el dicho de su amiga,

El expediente 148/2016, reside en el Juzgado Primero de lo Común, a cargo del juez Andrés Escamilla. 

El sueño americano de Juana se convirtió en noviembre del 2014 en una pesadilla.  Fue en la calle Circuito Laguna de Barril, colonia Villa Diamante, 108, donde permaneció en una “casa de seguridad”, en la que ‘’polleros’’ resguardaron a varios inmigrantes. Entre ellos Juana y una mujer de origen hondureño de quien se desconoce el nombre y quien culpó a Alonzo Santizo; pero presuntamente la culpable se hizo pasar por ofendida y traicionada. 

En su declaración revela que Juana era parte de un grupo de ‘’polleros’’ y que las tenía plagiadas a ella y su hija. 

La casa estaba en renta fue lo que dijo a las autoridades la dueña de la vivienda, y fue liberada sin problemas.

Alma Delia Reyna comenta ella y su hijo son los únicos con que cuenta en México la acusada. Ya que la familia es de escasos recursos y vive en Guatemala. 

‘’Se ha buscado ayuda en la Suprema Corte, también fuimos a Derechos Humanos, y no han podido hacer absolutamente nada por ella. Queremos que algún grupo étnico la ayude, Derechos Humanos y el Consulado’’, pidió Reyna. 

Y destaca que Alonzo Santino  pagó 500 quetzales, y no cruzó a los Estados Unidos debido a que ‘’estaba en sus días’’ y tenía gripa, se sentía muy mal, entonces pospuso su cruce ilegal. 

Causa por la cual la mandaron a la casa de Villas Diamante, donde estaba una mujer quien no había pagado su ‘’boleto’’ a Estados Unidos. 

‘’Entonces llegan autoridades por una llamada al 911. La detienen, se la llevan, incluso fue golpeada y le dijeron firma ahí, ella no entendía y firmó’’, afirma Reyna. 

Queremos que algún grupo étnico la ayude, Derechos Humanos y el Consulado*. Alma Delia Reyna, amiga de la acusada

imagen-cuerpo

CARGO. El delito por el que se le acusa a la mujer guatemalteca.

imagen-cuerpo

PESQUISA. La averiguación previa en contra de Juana Alonzo Santizo.




DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD