Noticias

Van con padre Solalinde a macrofosa clandestina

Encuentran aparentes restos de desaparecidos

  • Por: Rubén Peña Calvillo/Corresponsal
  • 18 / Marzo / 2017 -
  • COMPARTIR
Van con padre Solalinde a macrofosa clandestina

Visita. En García, Nuevo León, el sacerdote Solalinde y las activistas hacen un pronunciamiento junto a la macrofosa clandestina, mientras un elemento de Fuerza Civil los vigila. Su pancarta tenía la frase “Sin Olvido”.

Monterrey, N. L.

Acompañadas del sacerdote, Alejandro Solalinde, activistas de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FUNDENL) acudieron ayer a una macrofosa clandestina en García, donde ya habían sido encontrados restos de 56 víctimas, y localizaron aparentes huesos humanos, entre otras evidencias.

Sin embargo, después que recogieron los fragmentos óseos y pedazos de ropa, para entregarlos a la Procuraduría nuevoleonesa, los activistas, en su mayoría mujeres, fueron retenidos durante una hora por oficiales de Fuerza Civil, que acudieron a resguardar la zona.

Fue hasta que los inconformes alertaron de los hechos mediante redes sociales, en las que denunciaron que pretendían llevarlos detenidos al Ministerio Público de García, que los dejaron regresar a la ciudad y concentrarse en la céntrica Plaza de los Desaparecidos.

Voceros de FUNDENL denunciaron que se trató de un acto de represión de las autoridades estatales, pese a que en otras ocasiones han encontrado restos y los entregan a la Procuraduría, en un protocolo previamente establecido.

Aseguraron que también es una muestra de que las autoridades pretenden bloquear las investigaciones ciudadanas sobre fosas clandestinas y centros de exterminio en Nuevo León, donde hay más de mil desapariciones reportadas en los últimos ocho años.

También advirtieron que se constató que la Procuraduría hace a medias las investigaciones.

Consideraron que el número real de víctimas de desaparición forzada aquí podría ser superior a las cinco mil personas, en base a múltiples reportes de familias afectadas que no presentaron denuncia.

Añadieron que ayer las acompañó el sacerdote católico, Alejandro Solalinde, quien ha efectuado a nivel nacional una cruzada itinerante de Derechos Humanos, a favor de familias de desaparecidos y migrantes.

Señalaron que se desplazaron en vehículos a la macro fosa clandestina, ubicada en las inmediaciones de las Grutas de García, al norponiente del área metropolitana, donde en años recientes la Procuraduría halló restos de las 56 víctimas.

Refirieron que en una inspección en el área hallaron más restos óseos y más evidencias, que cotejó un antropólogo llevado a la expedición. 

El padre Solalinde expuso en una ceremonia luctuosa, en el lugar, que detrás de “todo esto, de las desapariciones siempre hubo un precio que se puso a la vida humana; el precio a la libertad”, por parte de criminales y en muchos casos fuerzas policíacas cómplices.

Solalinde cuestionó: “¿Dónde estaba pues la Iglesia Católica, donde están los Episcopados, el Presbiterio, dónde están; porque no se preocuparon por los Derechos Humanos?”.



DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA