buscar noticiasbuscar noticias

Urgen cambios en servicio social de médicos

Al señalar que el servicio social tiene más de 70 años sin cambios sustantivos, especialistas urgieron a que se realicen modificaciones ante la violencia que se vive el País, y las condiciones y abusos que sufren médicos pasantes en las entidades

Lo anterior se hace extensivo luego de que representantes de 29 federaciones, asociaciones y colegios médicos exigieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador seguridad para pasantes, pues el pasado miércoles el paramédico Luis Fernando Montes de Oca Armas y el conductor de la ambulancia donde viajaba Octavio Chabelo Romero fueron asesinados en Valparaíso, Zacatecas, cuando regresaban a Huejuquilla el Alto, Jalisco, tras haber trasladado a un paciente.

 Malaquias López Cervantes, profesor en Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), consideró que el modelo actual de servicio social es deficiente y peligroso.

Urgen cambios en servicio social de médicos

 Explicó que los jóvenes son enviados a otras entidades con el objetivo de apoyar a la población, pero a donde los envían subsisten en bajas condiciones, no tienen un mentor del cual seguir aprendiendo, no se les brinda la protección requerida y realizan labores que no son propias de su encomienda.

 "Yo creo que es el momento de sentarse a repensar qué es el servicio social en Medicina, cómo se puede hacer de una manera que le sea útil a la comunidad, útil al estudiante y útil a los servicios de salud. Realmente llegó a convertirse en lo que dice el comunicado que emiten los médicos, en una forma de explotación, en una aprovechamiento desmedido de la capacidad de los egresados de la carrera, y pues, bueno, en condiciones tan precarias que pueden dañar a la comunidad, al estudiante y al sistema de salud", expuso.

 "Creo que sí vale la pena poner sobre la mesa la posibilidad de analizar qué es el servicio social en Medicina y cómo actualizar algo que ya tiene más de 70 años que se instauró y que hoy en día se lleva a cabo en condiciones muy diferentes y con propósitos diferentes a los originales. Muchas veces ni siquiera (el pasante) tiene manera para vivir en condiciones mínimas de decencia.

 "Ya no se debe dejar pasar el tiempo a esperar a que ocurran más eventos como éste, de hecho es insensato pensar que el pasante andaba en la ambulancia recogiendo heridos, esto es un abuso. Un pasante debe de estar en un sitio donde da atención médica, pero no que ande recogiendo heridos en una ambulancia. Lo que pasa es que en los estados, pues los toman como si fueran achichincles de todo mundo y los utilizan para cualquier cosa que haga falta, yo creo que hasta para cambiarle las llantas a los vehículos", agregó.

 Resaltó que el servicio social es una oportunidad formativa que se está perdiendo, debido a que en las comunidades no encuentra a maestros capacitados, a jefes médicos con disposición a enseñar.

 "Entonces, en esas condiciones el aprendizaje es muy deficiente, las comunidades tienen un beneficio pues escaso y a veces podría hasta haber algún perjuicio por un error médico. En los últimos 15 años, la precariedad que significa estar por allá metido en algún lugar muy remoto, se ha visto empeorada por la evolución del crimen. Pueden ser víctimas del crimen y puede ser secuestrados o incluso asesinados", dijo.

 Propuso que los pasantes sean asignados a unidades de salud que estén preparadas para la atención de primer contacto, para atención primaria y que trabajen junto con especialistas que les enseñen a este nivel. Además de garantizarles la capacitación, seguridad y apoyos a los lugares que sean enviados.

 En tanto, Xavier Tello, analista en temas de Salud Pública, solicitó que el servicio social sea abolido en su modalidad actual por considerar que deja a los médicos pasantes en la desprotección y propicia una diversidad de abusos, a través del trabajo no remunerado, para subsanar deficiencias en el sistema de salud local y federal.

 "Para mí, la clave está en deslindar las claves de los servicios de salud de los Gobiernos estatales de la mano de obra que dan las instituciones a través de residentes. En un Estado tienes 3 mil municipios y tienes 15 mil consultorios, consíguete 15 mil médicos y págales un sueldo y a ver si se dejan y cuánto te van a cobrar por ir a esos lugares alejados", dijo.

 "A los muchachos que no están aprendiendo nada y los estás poniendo en riesgo no los uses para eso. Que nos cambiemos la mentalidad forzosa de que hay una deuda con la sociedad y que el estudiante tiene que pagarle y retribuirle. Yo no creo que nadie merezca pagar con su vida o con su futuro por estar haciendo eso. Si lo que estamos buscando es crear mejores médicos, dediquémonos a crear mejores médicos.

 "Yo no veo que nadie tome el toro por los cuernos en el Congreso y en las autoridades de salud o por qué callan las autoridades universitarias cada vez que esto ocurre, sólo condenan lo hechos. La carta de colegios médicos no debería pedir que les dieran mayor seguridad, la carta de colegios médicos debería pedir que se quite el servicio social y se inventen otras soluciones. Estas son ideas que ya van a cumplir 100 años", agregó.

 Resaltó que actualmente el servicio de salud mexicano está basado en médicos pasantes de servicio social, lo que calificó como preocupante, porque sobre los estudiantes se mantienen los hospitales, pero en condiciones de explotación y sin apoyo alguno.

 "Digo yo y lo sostengo, como esclavos. Porque prácticamente te tengo retenido a fuerza a cambio de un título universitario. Quiero dejar en claro que no tienen opción los muchachos, o haces el servicio social bajo las reglas que hay hoy, o no hay certificado", apuntó.

 Tello denostó que exista un acuerdo implícito sobre el recurso que proveen los estados a las instituciones a cambio de enviar a pasantes a los hospitales de Gobierno, por lo que llamó a un cambio radical del servicio social.

 Para reformarlo propuso cuatro opciones: un año adicional de internado de pregrado hospitalario; 12 meses de pasantía en un laboratorio de investigación; un año de prácticas supervisadas en unidades de medicina familiar formales; y desarrollo académico en las nuevas áreas de difusión del conocimiento de salud para que sean electas entre estudiantes.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD