buscar noticiasbuscar noticias

¡TRICAMPEÓN!

Comet, campeón en Futbol Oxford 8 Se imponen a Ribereña para llegar al tercer campeonato en categoría Master

Ribereña acarició la gloria y sintió el trofeo en sus manos ya que durante gran parte del segundo tiempo fueron mejores, sin embargo les faltó tener un matón del área como Luis “Molacho” Aguilar que ingresó para darle el triunfo a Comet con un remate poco vistoso pero muy efectivo.  

 

TRES Y CONTANDO
imagen-recuadro

Comet suma ya tres campeonatos en la Liga de Futbol Oxford 8.

El reinado de Comet es un hecho en la Liga de Futbol Oxford 8. El tricampeonato llegó tras vencer 2-1 en la final del Torneo de Invierno a Ribereña para qudar como jefes de la Master (Mayores de 30 años).  

Ribereña acarició la gloria y sintió el trofeo en sus manos ya que durante gran parte del segundo tiempo fueron mejores, sin embargo les faltó tener un matón del área como Luis “Molacho” Aguilar que ingresó para darle el triunfo a Comet con un remate poco vistoso pero muy efectivo.  

Comet sigue teniendo la base de hace ya varios años. Nombres como “Chimpa”, “Flaca”, “Trevi”, “Coque”, “Checo” y “Molacho”, demuestran que no todo en el futbol de cancha chica es correr.   

En la primera parte Comet se fue arriba gracias a Esteban Ramos quien aprovechó un servicio filtrado para fusilar de pierna derecha. Mucha lucha en media cancha y no tantas llegadas, así se fue el primer tiempo. Para el complemento Ribereña comenzó a adueñarse de la pelota y generó más jugadas de gol que su rival. El arquero “Coque” Castillo ya se había lucido con dos espectaculares lances pero nada pudo hacer en el potente bombazo que sacó César Valladares. La pelota pasó entre varios jugadores y Castillo no la vio hasta que ya estaba adentro de su marco. Acostumbrado a lucir en el ataque, “Chimpa” Suárez ahora se vestía de héroe evitando sobre la raya el segundo gol de los rojos. 

Cuando ya olía a penales para definir al campeón, vino esa suerte que todo goleador debe tener. Esteban Ramos sacó un disparo que iba muy cruzado pero Luis Aguilar le metió el pecho y parte del estómago a las balas para desviar el balón al fondo de la red. 



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD