buscar noticiasbuscar noticias

Tribunal europeo de derechos humanos exige que Rusia libere a Navalny

El máximo tribunal de derechos humanos de Europa ordenó a Rusia que libere al líder opositor encarcelado Alexei Navalny, un fallo que probablemente no suavizará la determinación del Kremlin de aislar a su enemigo más destacado

MOSCÚ 

El fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que se publicó en el sitio web de Navalny el miércoles exige que Rusia lo deje en libertad de inmediato y advierte que no hacerlo supondría una violación de la convención europea de derechos humanos.

Tribunal europeo de derechos humanos exige que Rusia libere a Navalny

Navalny, de 44 años, investigador anticorrupción y crítico más destacado del presidente Vladimir Putin, fue arrestado el mes pasado a su regreso de Alemania, donde pasó cinco meses recuperándose de una intoxicación por agentes nerviosos que atribuye al Kremlin. Las autoridades rusas han rechazado la acusación.

A principios de este mes, un tribunal de Moscú condenó a Navalny a dos años y ocho meses de prisión por violar los términos de su libertad condicional mientras se recuperaba en Alemania. La sentencia se deriva de una condena por malversación de 2014 que Navalny ha rechazado como fabricada y el tribunal europeo ha dictaminado que es ilegal.

En su fallo del martes, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos señaló la Regla 39 de sus reglamentos y obligó al gobierno ruso a liberar a Navalny, citando "la naturaleza y el alcance del riesgo para la vida del solicitante".

"Esta medida se aplicará con efecto inmediato", dijo el tribunal con sede en Estrasburgo en un comunicado.

El tribunal señaló que Navalny ha impugnado el argumento de las autoridades rusas de que habían tomado suficientes medidas para salvaguardar su vida y su bienestar bajo custodia tras el ataque del agente nervioso.

El Ministerio de Justicia ruso advirtió en un comunicado emitido por la agencia de noticias Tass que la demanda del TEDH de hacer referencia a la regla representaría una "burda interferencia en el sistema judicial" de Rusia y "cruzaría la línea roja".

Hizo hincapié en que "el TEDH no puede sustituir a un tribunal nacional ni cancelar su veredicto".

En el pasado, Moscú ha cumplido con las sentencias del TEDH que otorgan compensaciones a los ciudadanos rusos que han impugnado los veredictos en los tribunales rusos, pero nunca enfrentó una demanda del tribunal europeo para liberar a un convicto.

Como reflejo de su hiriente irritación por los veredictos de la corte europea, Rusia adoptó el año pasado una enmienda constitucional que declara la prioridad de la legislación nacional sobre el derecho internacional. Las autoridades rusas ahora podrían usar esa disposición para rechazar la decisión del TEDH.

Mikhail Yemelyanov, subdirector del comité de asuntos legales de la cámara baja del parlamento controlada por el Kremlin, señaló el cambio constitucional y señaló que le da a Rusia el derecho de ignorar el fallo del TEDH, según la agencia de noticias Interfax.

El arresto y encarcelamiento de Navalny alimentó una ola de protestas en toda Rusia. Las autoridades respondieron con una gran represión, deteniendo a unas 11.000 personas, muchas de las cuales fueron multadas o con penas de cárcel de entre siete y 15 días.

Rusia ha rechazado las críticas occidentales al arresto de Navalny y la represión de las manifestaciones como una intromisión en sus asuntos internos.

Una audiencia judicial sobre la apelación de Navalny de su sentencia está programada para el sábado.

También se ha enfrentado a procedimientos judiciales en un caso separado por cargos de difamación de un veterano de la Segunda Guerra Mundial. Navalny, quien llamó al veterano de 94 años y a otras personas que aparecen en un video pro-Kremlin "títeres corruptos", "gente sin conciencia" y "traidores", ha rechazado los cargos de difamación y los describió como parte de los esfuerzos oficiales para menospreciarlo.

Con su habitual humor sardónico, Navalny comparó sus condiciones en la prisión de máxima seguridad de Matrosskaya Tishina en Moscú con el aislamiento de un viajero espacial.

"Las personas uniformadas que vienen a mí dicen solo unas pocas frases de fórmula, se ve una luz que indica una cámara de video en funcionamiento en sus pechos; se ven como androides", dijo en comentarios publicados en Instagram. "Y al igual que en una película sobre viajes espaciales, el centro de mando de la nave se comunica conmigo. Una voz desde el intercomunicador decía: '3-0-2, prepárate para el tratamiento sanitario'. Y yo respondía: 'Está bien, solo dame 10 minutos para terminar mi té' ".


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD