buscar noticiasbuscar noticias

Todos tenemos miedo a combatir al COVID-19

Hilda ha pasado por el dolor de perder a una compañera de trabajo a causa del coronavirus

Laredo, Tx.

Hilda Enriquez-Escalante, es una enfermera de Laredo, Texas, quien recientemente compartió un video en sus perfil de Facebook, donde narra lo duro que ha sido para todo el personal lidiar con el Covid-19 en el centro de salud en el que trabaja:

Todos tenemos miedo a combatir al COVID-19

Nuestro personal está trabajando muy duro y exponiéndose para salvar vidas, pero te pedimos que nos ayudes y por favor te quedes en casa.¨ Hilda Enriquez Escalante enfermera

Hilda Enriquez-Escalante, es una enfermera de Laredo, Texas, quien recientemente compartió un video en sus perfil de Facebook, donde narra lo duro que ha sido para todo el personal lidiar con el Covid-19 en el centro de salud en el que trabaja:

“No suelo decir mucho de mi trabajo, aparte de que amo lo que hago. Me encanta ayudar y servir a los demás.”, compartió la enfermera junto al video que publicó.

“Recientemente no he posteado ni compartido nada en redes sociales. Lo que estoy pidiendo hoy a todos ustedes es que se queden en casa. Cuídense a ustedes y sus seres queridos.”, pidió a la comunidad.

De acuerdo a lo que menciona Hilda en su video, ella labora en la Unidad de Cuidados Intensivos, y es una de las personas a cargo de ayudar en el manejo de la sección para pacientes de Covid-19 en el hospital donde labora.

“Estas últimas dos semanas han sido un reto para nosotros, trabajando todos juntos y animando a nuestros compañeros, trabajando con todos quienes estén dispuestos a ayudar para sacar adelante la unidad de cuidados para pacientes de Covid-19, quienes son altamente contagiosos”.

 La enfermera de Laredo, Texas, expresó lo difícil y doloroso que es para el personal de los hospitales ver a sus compañeros y seres queridos enfermar a causa del Covid-19.

“Pero el reto más grande al que nos enfrentamos es ver enfermos a nuestros amigos y compañeros de trabajo. Ha sido muy difícil alentarlos a seguir trabajando y ver el miedo por el que están pasando. Todos tenemos miedo de ir a casa, enfermar y hacer que nuestros familiares enfermen, que tengan que ingresar al hospital y morir”.

Hilda ha pasado por el dolor de perder a una compañera de trabajo a causa del coronavirus.

SONRÍEN ANTE LA MUERTE

“Tengo una compañera que enfermó. Yo estuve el día en que tuvo que ser intubada. Entré a verla al área de cuidados intensivos y ella aún sonreía a pesar de tener problemas para respirar, y tener que utilizar soporte de vida. Recé con ella el día que tuvo que ser intubada, sin embargo no lo logró. Murió con nosotros, las enfermeras nunca la dejamos, a pesar de que su familia no podía acompañarla debido a su situación. Nosotros no convertimos en su familia en ese momento”, compartió la enfermera de Laredo entre lágrimas.

Uno de los grandes riesgos a los que se expone el personal de salud, quienes forman parte de la línea de batalla contra el coronavirus, es la de contagiar a sus seres queridos.

“Hoy vi llegar a una de mis compañeras de trabajo queriendo ver a su papá, a quien ella contagió trabajando, contagiándose del virus y sin saber que estaba enferma expuso a su familia, ahora su familiar ha estado hospitalizado por semanas en cuidados intensivos. Ver la culpa y el dolor que ella sintió por su papá, quien tuvo que ser conectado al soporte de vida es muy duro”.

AFORTUNADOS LOS SANOS

Hilda dedicó un contundente mensaje a todas las personas escépticas, quienes no creen en la pandemia de Covid-19 y quienes siguen saliendo de sus casa de manera irresponsable:

“Para todos ustedes que creen que esto no existe, son afortunados de no haber visto el dolor por el que algunas personas están pasando, ver a las personas conectadas a las máquinas por semanas sin mostrar signos de mejoría, tener que hablar con sus familias a través del teléfono y tener que decirles que su familia murió, a pesar de que todos hicieron todo lo posible por ayudarlos, es muy difícil”.

Muchos trabajadores de la salud, deciden cortar el contacto con sus seres cercanos por temor a contagiarlos del coronavirus.

“Hay compañeros que no han visto a sus hijos por semanas enteras, porque tienen miedo de que los vayan a contagiar”, explicó la enfermera a través del video.

“Por favor quédense en casa, créeme que nadie quiere tener que usar un respirador ni tampoco tener a un familiar enfermo y no poder verlo físicamente y tener que recibir una llamada para que te digan que tu mamá, tu papá, tu hermano o hermana, tu esposo o tu esposa o tu hijo han muerto. 

NO ES EL MOMENTO PARA SOCIALIZAR

 No es el momento para ir a visitar a nuestras familias, ni amigos”, sentenció la trabajadora de salud.

Hay pacientes que realizaron reuniones en Pascua y como uno de ellos estaba enfermo, puso en riesgo a todos los demás. Ahora uno de ellos está en cuiados intensivos. Esto sí está pasando y está aquí.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD