buscar noticiasbuscar noticias

Presionan a Texas declare una ´invasión´ en la frontera

Exfuncionarios del gobierno de Trump exigen otorgue a policías estatales y miembros de la Guardia Nacional una amplia autoridad contra los migrantes

Los vehículos del Departamento de Seguridad de Texas se ven a lo largo del río Grande.Presionan a Texas declare una ´invasión´ en la frontera

Exfuncionarios del gobierno de Donald Trump están presionando al gobernador de Texas Greg Abbott a que declare que hay una "invasión" en la frontera con México y le dé poderes a la Guardia Nacional y a la policía estatal para impedir el paso de migrantes, una autoridad que en Estados Unidos corresponde al gobierno federal.

El concepto es jurídicamente cuestionable, casi sin precedentes y seguramente enfrentaría impugnaciones judiciales con rapidez, de acuerdo con algunos expertos constitucionales.

Mientras tanto, el gobernador republicano se disponía a anunciar en las próximas horas "medidas sin precedentes" para desalentar a los migrantes que lleguen a Texas. Lo anterior es en respuesta al anuncio del gobierno federal la semana pasada de que pondrá fin al uso de una ley de salud pública que ha limitado la concesión de asilo para prevenir la propagación del COVID-19.

No se sabe si Abbott, quien desea ser reelegido en noviembre y ya está instalando más barreras fronterizas y permitiendo que la policía estatal detenga a migrantes, respalda las agresivas propuestas que exfuncionarios de Trump están promocionando. Abbott no ha dado detalles sobre las medidas que anunciaría el miércoles.

Funcionarios de la Patrulla Fronteriza dicen estarse preparando para la llegada de hasta 18.000 migrantes a la frontera a diario una vez que en mayo sea levantada la medida sanitaria, conocida como Título 42. La semana pasada el promedio era de unos 7.100 migrantes por día.

Pero desde el punto de vista de los exfuncionarios de Trump, Texas y Arizona podrían hacerse cargo de las responsabilidades migratorias del gobierno federal una vez que esta política llegue a su fin. Su plan se basa en una interpretación inédita de la Constitución de Estados Unidos para que la Guardia Nacional o la policía estatal devuelvan por la fuerza a los migrantes a México, independientemente de lo que digan las leyes de inmigración y los procedimientos policiales establecidos. En Estados Unidos, la aplicación de las leyes en la frontera siempre ha sido una responsabilidad federal, y en Texas las autoridades no han estado presionando para que eso cambie.

Tom Homan, quien fue director interino del Servicio de Inmigración y Aduanas en la presidencia de Trump, reveló en una conferencia en San Antonio sobre seguridad fronteriza la semana pasada que había hablado con Abbott sobre el tema.

"Hemos tenido consultas con sus abogados en su oficina: ´¿Hay alguna manera de usar esta cláusula —dentro del marco constitucional— donde habla acerca de una invasión?´", declaró Homan durante la Exposición de Seguridad Fronteriza.

Homan dijo que esas conversaciones se llevaron a cabo hace unos tres meses, y el martes indicó que la oficina del gobernador de Texas "no se comprometió a nada, pero estuvo dispuesta a escuchar".

En Arizona, el gobernador republicano Doug Ducey también ha estado bajo presión dentro de su partido para que declare que el estado está siendo invadido y utilice poderes extraordinarios que normalmente sólo se aplican en tiempo de guerra. Pero Ducey, cuyo mandato se acerca a su fin y no está en la papeleta para 2022, no ha acogido la teoría y ha evitado comentar directamente sobre ella.

El fiscal general de Arizona, el republicano Mark Brnovich, emitió una opinión jurídica en febrero en la que declaró que Ducey tiene la autoridad para usar a los miembros de la Guardia Nacional y a la policía estatal con el fin de expulsar a los migrantes. Brnovich está inmerso en unas reñidas primarias republicanas para el Senado en las que la seguridad fronteriza es uno de los temas principales.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD