buscar noticiasbuscar noticias

Llega a la frontera oleada de haitianos

Llegaron en grandes números y se juntaron con solicitantes de asilo que llevan esperando hasta un año en los albergues para poder gestionar sus casos

Los Laredos, Tx.

Mientras Migración de Estados Unidos empezó a reactivar los cruces de migrantes, las detenciones en el Valle no se hicieron esperar.Llega a la frontera oleada de haitianos

Centenares de migrantes, sobre todo haitianos, llegaron en los últimos días a la ciudad de Nuevo Laredo, fronteriza con Texas y de alta incidencia del crimen organizado, y han puesto en una delicada situación a los albergues de esta localidad de México que solicitaron el lunes ayuda para atenderlos.

Mientras tanto, luego pasar hasta 13 meses varados en la Plaza La República, en la ciudad de Reynosa, cientos de migrantes centroamericanos y haitianos empezaron a cruzar a Estados Unidos para recibir asilo humanitario.

Aunque la reactivación de cruces con fines de asilo humanitario para extranjeros llevan mucho tiempo esperando en Reynosa, autoridades temen que la medida impulse la llegada de una nueva oleada de migrantes, como la que acaba de vivir Nuevo Laredo con el arribo de 529 haitianos el pasado sábado.

Desde la última semana de abril, "hemos sido testigos de la llegada de cientos de migrantes a nuestra ciudad", dijo Enrique Sánchez Martínez, obispo de la diócesis de Nuevo Laredo.

"Para nosotros es novedoso porque aquí es el último lugar adonde llegan por las circunstancias de nuestra frontera, de nuestra ciudad, que a veces son adversas para los migrantes, son difíciles para ellos", agregó el obispo. "Pero como abrieron las puertas en Estados Unidos para recibir solicitudes de asilo, pues muchos de ellos se vinieron en grandes grupos".

Sin embargo, esta situación aparentemente cambió en días recientes, según denunció el obispo. Los haitianos llegaron en "grandes números" y se juntaron con solicitantes de asilo que llevan esperando hasta un año en los albergues de la ciudad para poder gestionar sus casos ante las autoridades estadounidenses.

En esta ocasión, solo en el albergue de la Iglesia Católica de Nuevo Laredo, la Casa del Migrante Nazareth, hay unos 200 migrantes de distintas nacionalidades, a los que se unen 200 más que llegan a dormir en el estacionamiento.

Otro gran número se queda fuera "porque no caben", afirmó el obispo Sánchez Martínez, por lo que se está habilitando un nuevo espacio con carpas para atender a más personas, lo que ya calificó como una nueva "crisis humanitaria".

RECIBIRÁN A SOLICITANTES

Estados Unidos no ha cambiado sus leyes migratorias pero la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) comenzó a aplicar en Nuevo Laredo una medida que permite la "entrada de emergencia por razones humanitarias" y eso fue lo que, a juicio del religioso, aparentemente atrajo a los nuevos migrantes.

Según explicó a The Associated Press Marvin Ajic, director de la Casa Nazareth, el sábado 16 de abril, en plena Semana Santa, las autoridades mexicanas les informaron que Estados Unidos empezaría a recibir diariamente a solicitantes de asilo que llevaban meses varados en la ciudad, una petición que Ajic había hecho desde febrero ante el consulado estadounidense.

Ajic explicó que les pidieron una lista de migrantes casi en cuestión de minutos. "Entonces Migración (mexicana) se organizó con los albergues y la modalidad fue enviar a la gente que llevaba esperando por mucho tiempo sin ningún filtro, fuera quien fuera", al margen de nacionalidad o situación.

Aparentemente, se corrió la voz y fue cuando comenzaron a llegar haitianos.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD