buscar noticiasbuscar noticias

Futbolistas recordados como divertidos y dulces

Eran estudiantes que regresaban al campus de un viaje escolar para ver una obra de teatro, cuando fueron asesinados por un compañero de estudios

Tres jugadores de fútbol de la Universidad de Virginia asesinados en un tiroteo en el campus fueron recordados el lunes por su entrenador en jefe como "jóvenes increíbles con grandes aspiraciones y un futuro extremadamente brillante".

De izquierda a derecha, Devin Chandler, Lavel Davis Jr. y D´Sean Perry.Futbolistas recordados como divertidos y dulces

  • CHARLOTTESVILLE, Virginia

Devin Chandler, Lavel Davis Jr. y D´Sean Perry eran estudiantes de tercer año que regresaban al campus de un viaje escolar para ver una obra de teatro el domingo por la noche cuando las autoridades dicen que fueron asesinados por un compañero de estudios.

Los jóvenes eran miembros del equipo de fútbol de Virginia, atravesando períodos de transición en sus carreras, ya sea recuperándose de una lesión que terminó con la temporada, cambiando de posición en el equipo o transfiriéndose de otra escuela.

"Nos tocaron, nos inspiraron y trabajaron increíblemente duro", dijo el entrenador en jefe de fútbol Tony Elliott en un comunicado.

Su ausencia ya se estaba sintiendo en el campus, lo que llevó al profesor de estudios estadounidenses Jack Hamilton a tuitear que estaba "aturdido, devastado y completamente perdido".

Hamilton tuvo a Chandler y Davis como estudiantes.

"En mi experiencia, los atletas estrella a menudo tienden a pasar el rato con otros atletas (comprensible, dado el compromiso de tiempo)", escribió Hamilton. "Pero (Davis) parecía hacer todo lo posible para hacerse amigo de los que no son atletas".

Mientras la tragedia resonaba en todo el campus, se vio al entrenador en jefe de fútbol sentado solo en una mesa fuera de las oficinas de fútbol de la universidad, con la cabeza entre las manos.

"Todos eran buenos chicos", dijo Elliott antes de subirse a una camioneta con varios otros entrenadores.

Un par de horas después, su compañero de equipo Aaron Faumui habló brevemente entre lágrimas.

"Ni siquiera sé qué decir en este momento", dijo el estudiante de último año universitario que juega como tackle defensivo. "Sólo quiero decir que eran tres jóvenes grandes hombres".

El dolor se sintió ampliamente, penetrando en los programas de fútbol de todo el país, en parte porque los atletas universitarios pueden moverse más con la relajación de las restricciones de transferencia. Jugadores desde Wisconsin hasta Utah y el estado de Washington lloraron porque habían jugado en Virginia.

LAVEL DAVIS JR.

Davis era un receptor abierto de 6 pies 7 pulgadas de Dorchester, Carolina del Sur . Terminó la temporada 2020 en el puesto n.º 2 del país y n.º 1 en la Conferencia de la Costa Atlántica en yardas promedio por recepción, entre muchos otros elogios.

Una lesión no revelada dejó de lado a Davis para la temporada 2021, pero regresó este año, comenzando seis de los primeros siete juegos. En el primer partido de la temporada contra la Universidad de Richmond, Davis atrapó cuatro pases para 89 yardas, incluido un touchdown de 56 yardas. Estaba en una lista de observación para el Jugador Regreso del Año 2022.

Herman Moore, quien desarrolló una amistad con Davis como exalumno-mentor, dijo que Davis esperaba terminar su carrera universitaria con una nota alta después de recuperarse de su lesión.

Davis tenía aspiraciones para la NFL. Pero también estaba pensando en la vida más allá del deporte, quizás en los negocios. El futuro, sin embargo, aún estaba por decidirse.

"Él quería ser reconocido como el mejor receptor de la nación", dijo Moore. "Y sintió que tenía todas las herramientas y el atletismo para lograrlo".

DEVIN CANDLER

Chandler era un receptor abierto de Huntersville, Carolina del Norte. Recientemente se transfirió de Wisconsin. Sus logros para los Badgers incluyeron un regreso de patada inicial de 59 yardas y una carrera de 18 yardas en el Duke´s Mayo Bowl contra Wake Forest en 2020.

"Una vez tejón, siempre tejón", tuiteó el lunes Jim Leonhard, entrenador en jefe interino de fútbol americano de la Universidad de Wisconsin.

"Tuvo un impacto duradero en sus compañeros de equipo, incluso después de dejar UW, lo cual es un testimonio del tipo de persona que era", escribió Leonhard. "Su personalidad era contagiosa y era un placer tenerlo cerca. Nuestro equipo está sufriendo por él y su familia".

Hamilton, el profesor de estudios estadounidenses, dijo en Twitter que Chandler había estado en una de sus grandes clases de conferencias.

"Sin embargo, se aseguró de venir a mi horario de oficina repetidamente, a menudo sólo para hacer preguntas sobre cómo funcionaban las cosas con UVA", escribió Hamilton.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD