buscar noticiasbuscar noticias

Falsificaron información censistas en conteo 2020

No rehicieron su trabajo por completo, no fueron despedidos de manera, pero si recibieron bonificaciones, según el grupo de vigilancia del Departamento de Comercio

AUSTIN, Texas

De los 1,400 censistas que fueron designados como "fallos duros" debido a preguntas sobre la precisión de su trabajo, solo 300 fueron despedidos.Falsificaron información censistas en conteo 2020

Algunos censistas que falsificaron información durante el conteo de 2020 no rehicieron su trabajo por completo, no fueron despedidos de manera oportuna y, en algunos casos, incluso recibieron bonificaciones, según el grupo de vigilancia del Departamento de Comercio de EE. UU.

Los hallazgos publicados por la Oficina del Inspector General plantean preocupaciones sobre el posible daño a la calidad del recuento de personas una vez por década que determina el poder político y la financiación federal.

Los estudiantes fuera del campus en colegios y universidades probablemente no fueron contados ya que el censo comenzó casi al mismo tiempo que los estudiantes fueron enviados a casa para detener la propagación de COVID-19 en marzo de 2020, encontró la revisión.

Durante el censo de 2020, The Associated Press documentó casos de censistas que fueron presionados por sus supervisores para ingresar información falsa en un sistema informático sobre hogares que no habían visitado para poder cerrar casos durante los últimos días del censo.

Los supervisores pudieron rastrear el trabajo de sus censistas en tiempo real a través de dispositivos móviles que los censistas usaron para registrar información sobre el número de hogares, las características demográficas y las relaciones de los miembros entre sí. Como resultado, los supervisores recibirían alertas cuando las acciones generaran señales de alarma sobre la precisión, como cuando un censista registra datos en una casa mientras está lejos de la dirección o un censista que realiza una entrevista en solo unos minutos. Como verificación de control de calidad, otros censistas fueron enviados de regreso a los hogares para volver a entrevistar a los residentes.

La investigación del Inspector General concluyó que algunas alertas no se resolvieron correctamente, algunas entrevistas repetidas no se realizaron correctamente y que el trabajo de algunos censistas cuyo trabajo había sido marcado por falsificar datos no se había reelaborado para corregir su precisión. De hecho, algunos censistas cuyo trabajo fue marcado por falsificación recibieron más casos, no fueron despedidos y fueron reasignados a otras operaciones, según el informe.

De los 1400 censistas que fueron designados como "fallos duros" debido a preguntas sobre la precisión de su trabajo, solo 300 fueron despedidos por mala conducta o desempeño insatisfactorio. De los 1.400 encuestadores del censo que "fallaron con fuerza", 1.300 de ellos recibieron bonos que oscilaban entre $50 y $1.600 cada uno, según el informe.

El censo es la movilización no militar más grande de los EE. UU. Los datos recopilados durante el censo determinan cuántos escaños en el Congreso obtiene cada estado. Los números también se usan para rediseñar distritos políticos y distribuir $1.5 billones en gastos federales cada año. Por eso, los conteos insuficientes pueden costar fondos a las comunidades.

LOS VACÍOS DE INFORMACIÓN

"Como resultado, afirmamos que los hallazgos no pueden ni deben presentarse como una evaluación concluyente de la calidad general del censo", dijo el director de la Oficina del Censo, Robert Santos, en la respuesta escrita.

  • Según las reglas de la Oficina del Censo, los estudiantes universitarios y universitarios deberían haber sido contados donde pasaron la mayor parte del tiempo, ya sea en viviendas en el campus o en apartamentos fuera del campus, incluso si fueron enviados a casa debido a la pandemia. La mayoría de las escuelas no proporcionaron a la Oficina del Censo los datos de los estudiantes fuera del campus, y la oficina tuvo que usar una herramienta estadística menos precisa y de último recurso para llenar los vacíos de información en más del 10 % de la población estudiantil fuera del campus. cuando les dieron la información, dice el informe del Inspector General.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD