buscar noticiasbuscar noticias

Estrategia de ‘atrapar y encarcelar’ ilegales

Los inmigrantes que cruzan la frontera de Brownsville a El Paso serán arrestados por allanamiento de morada; se reportan listos los condados del Río Grande Valley

El condado de Webb procesará a los inmigrantes arrestados en el condado de Jim Hogg y operará de manera similar al condado de Kinney.Estrategia de ‘atrapar y encarcelar’ ilegales

El condado de Webb, un bastión demócrata que alberga a la ciudad de Laredo, se convertirá en el condado más poblado en adoptar la controvertida operación de seguridad fronteriza del gobernador de Texas Greg Abbott para arrestar a los inmigrantes sospechosos de cruzar la frontera ilegalmente por cargos estatales, según el juez del condado.

“Estamos en las etapas de iniciación”, dijo el juez del condado de Webb, Tano Tijerina, a The Texas Tribune. “Ya casi llegamos para comenzar a obtener todo lo que necesitamos hacer en lo que respecta a los arrestos”.

La asociación sería una victoria para Abbott, quien anteriormente encontró que las regiones demócratas estaban menos dispuestas a participar en su estrategia de “atrapar y encarcelar”.

Otros funcionarios del condado de Webb no respondieron las llamadas telefónicas de inmediato el jueves, y la oficina del gobernador se negó a comentar sobre la expansión del condado de Webb y remitió las preguntas al Departamento de Seguridad Pública (DPS) de Texas, que no respondió de inmediato. En una conferencia de prensa, el director del DPS, Steve McCraw, y Abbott dijeron que los arrestos por allanamiento de morada estaban programados para comenzar en otros condados en breve.

En marzo pasado, Abbott inundó algunas regiones fronterizas con miles de miembros de la Guardia Nacional de Texas y la policía estatal poco después de que el presidente Joe Biden prestara juramento y durante un fuerte aumento en los cruces fronterizos ilegales. Un año después de su Operación Lone Star, Abbott este mes promocionó más de 11 mil arrestos y la incautación de una cantidad récord de fentanilo.

Ha malgastado dinero, maltratado a miembros de la Guardia y violado los derechos constitucionales básicos de las personas, todo por la política”. Joaquín Castro, Representante federal demócrata

A partir de julio pasado, Abbott ordenó a la policía estatal que realizara arrestos masivos de hombres en dos condados fronterizos sospechosos de cruzar la frontera ilegalmente, lo que resultó en una serie de errores por parte de la policía, los fiscales y los tribunales. Los arrestos han dado lugar a innumerables peleas judiciales y crecientes súplicas para que el gobierno federal intervenga ante las preocupaciones de que los arrestos discriminan inconstitucionalmente a los migrantes y sobrepasan la autoridad estatal en la ley de inmigración, que está bajo jurisdicción federal.

El representante federal Joaquín Castro, un demócrata de San Antonio que redactó la primera denuncia ante el gobierno federal contra los arrestos por allanamiento de morada, dijo el jueves que la operación es un “fracaso total”.

“Ha malgastado dinero, maltratado a miembros de la Guardia y violado los derechos constitucionales básicos de las personas, todo por la política”, dijo en un comunicado. “Me sorprende que cualquier condado quiera ser parte de ese colosal desastre en este momento”.

Los funcionarios penitenciarios informan que más de 3 mil 500 inmigrantes han sido encerrados en dos prisiones estatales que Abbott convirtió en cárceles de inmigrantes, en gran parte para detener a los acusados de invadir propiedad privada. Los migrantes a menudo han sido encarcelados durante meses antes de ser transferidos a los funcionarios de inmigración, quienes los deportan, detienen o liberan en el país en espera de las solicitudes de asilo.

 El miércoles, 57 de los casi 900 hombres detenidos en las prisiones estatales por la Operación Lone Star habían sido arrestados en el condado de Jim Hogg, informó la prisión.

Tijerina dijo que el condado de Webb procesará a los inmigrantes arrestados en el condado de Jim Hogg y operará de manera similar al condado de Kinney, donde más de 2 mil 200 hombres fueron arrestados y encarcelados únicamente por presunta entrada ilegal hasta enero, según datos del DPS.

“Va a ser exactamente el mismo tipo de situación, y va a pasar aquí”, dijo Tijerina.

El juez demócrata del condado dijo que algunos ganaderos ya han firmado acuerdos con el DPS para permitir que los policías arresten a cualquier persona en su propiedad por allanamiento.

“Cuando tienes muchos de estos ganaderos que tienen problemas con la llegada de muchos de estos inmigrantes, cambia la dinámica de esto”, dijo.

Al crecer en ranchos, Tijerina dijo que siempre se encontró con personas que cruzaban la frontera ilegalmente hacia su propiedad y “en su mayor parte, casi todos ellos no nos quieren hacer daño”.

Centro de carpas

Los arrestos comenzaron alrededor de Del Rio en los condados de Val Verde y Kinney en julio, con inmigrantes registrados en el sistema penitenciario Operation Lone Star en una carpa de procesamiento de Del Rio y enviados a prisión. 

Sin embargo, después de que el fiscal de delitos menores del condado de Val Verde, un demócrata, dijera que rechazó o desestimó la mayoría de los casos que se le presentaron porque los inmigrantes buscaban asilo, la policía estatal detuvo los arrestos en el condado en noviembre y se centró en realizar arrestos en el condado más conservador de Kinney. 

Pero el mes pasado, Abbott anunció una expansión al condado de Jim Hogg, entre Laredo y el Valle del Río Grande. El estado abrió un nuevo centro de carpas para comenzar a procesar a más arrestados.

“Estamos expandiendo la operación a otros condados donde también estamos arrestando por allanamiento”, dijo Abbott en el evento en Weslaco, en el que el gobernador alardeó sobre los logros de su iniciativa fronteriza después de un año en funcionamiento.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD