buscar noticiasbuscar noticias

Deciden futuro del aborto

El Estado del centro del país vota este martes un cambio en su Constitución que abriría la puerta a una prohibición del derecho a interrumpir el embarazo

Washington

Manifestantes contra el aborto, en Shawnee, Kansas.Deciden futuro del aborto

La votación es consecuencia del fallo del Tribunal Supremo que el 24 de junio derogó el precedente de medio siglo establecido por la sentencia Roe contra Wade, que en 1973 convirtió en constitucional la libertad de las mujeres para elegir la interrupción de sus embarazos hasta la 22ª semana.

La decisión judicial devolvió la potestad para legislar a los Estados. Y Kansas está a punto de hacer precisamente eso en una votación trascendental, la primera de su calado tras la anulación de Roe.

El texto que se somete a plebiscito es ciertamente confuso; tanto, que ambas partes han empleado una buena porción de los fondos invertidos en la campaña en explicar qué significaría votar sí (que equivale a introducir un cambio en la Constitución del Estado que abriría la puerta a prohibir el aborto) y las implicaciones de decir no.

La enmienda al texto fundamental que se propone permitiría al "pueblo, a través de sus representantes", "aprobar leyes sobre el aborto, incluidas, pero no solo, normas que tomen en cuenta las circunstancias del embarazo como resultado de una violación o incesto, o situaciones en las que esté en juego la vida de la madre". El nuevo párrafo también deja claro que "los habitantes de Kansas valoran tanto a las mujeres como a los niños".

De salir adelante el sí, quedaría desactivada una sentencia del Tribunal Supremo de Kansas que en 2019 dictaminó que el aborto estaba protegido en la Constitución del Estado. Aquella decisión ha atado las manos durante este tiempo a los legisladores republicanos, que son mayoría en el Congreso y en el Senado y han declarado su deseo de prohibir el aborto.

Esas mayorías son tan robustas como para pasar por encima de un posible veto de la gobernadora demócrata Laura Kelly, que no podría hacer nada si el martes los votantes escogen añadir la enmienda a la constitución.

Si la adenda prosperara, solo sería posible deshacerse de ella en el futuro mediante una nueva votación en las urnas. Hasta ahora, el aborto estaba permitido en Kansas durante las primeras 22 semanas desde la última menstruación, y debían pasar 24 horas entre la primera consulta, que puede ser remota, y la intervención o la administración de las píldoras abortivas.

Plebiscitos

- Kansas no es el único Estado que decide el futuro del aborto en las urnas. Otros cuatro tienen previsto preguntar directamente a sus electores: California, Míchigan y Vermont les cuestionarán si afirman el derecho, mientras que Kentucky preguntará, como Kansas, si lo rechazan.

- En otros cinco (Georgia, Arizona, Wisconsin, Pensilvania y Carolina del Norte), su porvenir dependerá de quién resulte elegido gobernador en las legislativas de noviembre.

- Desde la sentencia del Supremo, de la que ha pasado poco más de un mes, 11 Estados ya han prohibido o restringido severamente el aborto, y, según el Instituto Guttmacher, 43 clínicas han cerrado en estas semanas en esos territorios.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD