buscar noticiasbuscar noticias

Cada vez llega menos agua…

El Río Colorado es el reflejo del cambio climático, señalan especialistas

San Diego

El agua escasea en un canal junto a un muro fronterizo en San Luis Río Colorado.Cada vez llega menos agua…

Pero Quintana teme que ese recurso podría no estar disponible en el futuro. El agua con que riega sus cosechas de col de Bruselas, cebollín y lechuga viene del río Colorado, que se está secando en Estados Unidos como consecuencia en parte del cambio climático, señalan especialistas.

Comprar agua a otros granjeros es a menudo la única forma de seguir cultivando todas las tierras que tiene, dijo Quintana. “Pero eso es algo que funciona a corto plazo”, agregó.

Cuando el río llega a México le queda poca agua para regar los sembrados del valle de Mexicali y abastecer a millones de persones en ciudades desérticas del noroeste mexicano. Ahora ese suministro corre más peligro que nunca.

Expertos y científicos dicen que México, donde termina el río, tendrá que encontrar otra fuente de agua para los dos estados que dependen del Colorado. Y que debería usar más eficientemente el agua que recibe. México, sin embargo, está tardando en actuar.

“Esto es algo que surgió muy de repente y nos tomó un tiempo comprender que no se trata de una simple sequía. Se abre una nueva era”, declaró Carlos de la Parra, profesor de estudios urbanos y del medio ambiente de El Colegio de la Frontera Norte de Tijuana.

La Comisión Nacional del Agua declaró una emergencia en cuatro estados del norte de México en julio. Aproximadamente el 65% del país padece una sequía. Una franja de más de 2,400 kilómetros (1,500 millas) que va desde Tijuana a Matamoros está totalmente seca. El nivel de agua de los embalses se encuentra en niveles pocas veces vistos y es común el corte de agua en ciudades y pueblos de la región.

Tijuana, pujante ciudad fronteriza con Estados Unidos de 2 millones de habitantes, depende en gran medida del Colorado, que suministra aproximadamente el 90% del agua que usa. Partes de la ciudad se quedaron sin agua este verano, a veces por un mal manejo de las autoridades, que atribuyen la escasez de agua a la sequía.

“Hay un mal manejo vinculado con la sequía”, expresó Mario López Pérez, consultor del Banco Mundial que en el pasado trabajó con la comisión nacional del agua de México.

  • El gobierno está enviando camiones cisterna con agua, algo frecuente en las ciudades mexicanas, a los barrios donde no hay agua. La gente también compra agua a vendedores privados.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD