buscar noticiasbuscar noticias

Aplicaba dosis fatales de droga a víctimas

Los fiscales dijeron que el fervor implacable de Buck por satisfacer un fetiche es motivo suficiente para encerrarlo por el resto de su vida

LOS ÁNGELES

Buck usó su dinero y privilegios para explotar los desequilibrios de riqueza y poder entre él y sus víctimas.Aplicaba dosis fatales de droga a víctimas

Los fiscales federales dijeron que el fervor implacable de Buck por satisfacer un fetiche aprovechándose de hombres vulnerables, a menudo jóvenes y negros, es motivo suficiente para mantenerlo tras las rejas por el resto de su vida.

Buck, de 67 años, un gran donante de dólares para causas demócratas, LGBTQ y de derechos de los animales, enfrenta una sentencia el jueves en el Tribunal de Distrito de EE. UU. en Los Ángeles por proporcionar dosis fatales de drogas, operar una guarida de drogas y atraer a hombres a viajar para prostituirse.

"Buck usó su dinero y privilegios para explotar los desequilibrios de riqueza y poder entre él y sus víctimas, que no tenían hogar, eran indigentes y/o luchaban contra la adicción", dijo la fiscal federal adjunta Chelsea Norell en un expediente judicial. "Gastó miles de dólares en drogas y sesiones de fiesta y juegos que destruyeron vidas y generaron adicciones insidiosas".

Los abogados defensores le piden a un juez que sea más indulgente porque Buck fue abusado sexualmente cuando era niño y desarrolló su adicción a las drogas como resultado de una condición médica.

Los abogados Mark Werksman y Elizabeth Little dijeron que el juez debería ir por debajo de la sentencia de 25 años recomendada por los funcionarios de libertad condicional que permitiría la rehabilitación y el tratamiento y "sería mucho mejor que relegarlo a la muerte en prisión".

Los funcionarios de libertad condicional también recomendaron una multa de $1 millón, aunque los fiscales dijeron que debería ser de $400,000 para dejar dinero para las demandas presentadas por las familias de sus sobrevivientes.

Buck, un hombre blanco rico que trabajó como modelo masculino y luego hizo una pequeña fortuna vendiendo una empresa de Arizona que rescató de la bancarrota, ayudó a liderar una campaña de 1987 para destituir al gobernador republicano de Arizona Evan Mecham, quien finalmente fue condenado en un juicio político y expulsado de la oficina.

Buck se retiró a los 32 años a la ciudad de West Hollywood, conocida por su gran comunidad LGBTQ, donde vivió en un departamento de renta controlada y donó más de $500,000 a causas mayoritariamente demócratas desde el 2000.

Sus problemas comenzaron cuando Gemmel Moore fue encontrado muerto en su apartamento el 27 de julio de 2017. Buck había llevado a Moore desde Texas esa mañana por consumo de drogas y estaba muerto al atardecer.

La madre de Moore, LaTisha Nixon, dijo en una carta a la corte que esperaba que Buck obtuviera la pena máxima por arruinar su vida y el daño que le causó a su familia. Nixon, una asistente de enfermería certificada, dijo que no podía consolar a su hijo como lo ha hecho con innumerables personas moribundas.

"Todo en lo que puedo pensar es en cómo mi hijo murió desnudo en un colchón sin amor a su alrededor", dijo Nixon. "Nadie que lo tome de la mano o le diga cosas buenas".

Los miembros de la comunidad y los activistas se manifestaron frente al apartamento de Buck, pidiendo su arresto, pero permaneció en libertad. Los miembros de la familia y Jasmyne Cannick, una estratega política, se quejaron de que Buck escapó del enjuiciamiento debido a la riqueza, los lazos políticos y la raza.

Mientras estaba bajo investigación por la muerte de Moore, Buck siguió pagando a los hombres para poder inyectarlos. Le envió un mensaje de texto a un hombre, Timothy Dean, para expresar su molestia por la investigación.

Aproximadamente 18 meses después de la muerte de Moore, los agentes fueron llamados al departamento de Buck el 7 de enero de 2019 para investigar la muerte de Dean.

Incluso después de la muerte de Dean, Buck no fue arrestado.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD