buscar noticiasbuscar noticias

Temen que en Navidad ventas empeoren más

Panorama sombrío y desértico en tiendas comerciales que reportaron bajas ventas

Brownsville, TX.- El panorama sombrío y desértico se volvió a repetir en el primer cuadro comercial de la ciudad durante la celebración del popular ‘Viernes Negro’, al igual que los últimos ocho meses en los que la pandemia de Covid-19 ha golpeado la economía del comercio en la franja fronteriza de Brownsville a El Paso.

Para los hombres y mujeres de negocios mientras no haya una vacuna contra el coronavirus y no se abra totalmente la economía, la crisis seguirá golpeando a los negocios del Valle del Río Grande y de otras ciudades fronterizas que existen a lo largo de Estados Unidos y México.

Temen que en Navidad ventas empeoren más

“El gran problema es que no tenemos compradores mexicanos y mientras no abran los puentes internacionales estaremos así”, afirmó Mark Rosen, propietario de The Texas Store, fundada en 1918 y adquirida en 1930 por su abuelo, según expresa el Diario, en su sitio digital.

Aunque algunos comerciantes hicieron uso de la creatividad y ofrecieron atractivas ofertas, sólo algunos comercios lograron incrementar un poco sus ventas, la mayoría se mantuvo igual que días atrás ante la escasa clientela.

Rosen manifestó que desde que inició la pandemia del coronavirus todo el comercio de la zona Centro resintió la baja en las ventas pero se agudizó con el cierre de puentes internacionales.

MUCHOS NO CRUZAN

“Ahora mucha gente, que eran nuestros clientes, no puede cruzar y ahí radica el problema”, enfatizó tras asegurar que las ventas han caído por abajo del 50 por ciento.

Especializada en la venta de ropa para hombre y mujer la negociación se ha mantenido casi vacía a pesar de las atractivas ofertas en toda la mercancía.

Agregó que así como él se encuentra, la mayoría de comercios han sorteado la emergencia sanitaria e implementado estrategias de venta para sobrevivir.

Dentro de las acciones realizadas por los empresarios han estado el recorte de personal a casi la mitad, la reducción en los horarios y la solicitud de préstamos dentro de los apoyos que ofrece el Gobierno a través del programa de estímulos de la Ley Cares.

Durante la venta del ‘Viernes Negro’ algunos comerciantes idearon nuevas formas de venta y lograron atraer a un mayor número de clientes, aunque no los suficientes.

“Creo que el que la gente vea letreros, mercancía en la acera y buenas ofertas las jala a que entren y compren”, dijo Jazmín Keren Caudillo, luego de ofrecer en venta un aparato integral de sonido, en uno de los negocios de la Calle El Paso.

Visiblemente contenta dijo que este día –el viernes– las ventas repuntaron un poco en comparación a la semana pasada, “sí vendimos más al haber mayor circulación de gente”, dijo la trabajadora.  

MEXICANOS AUSENTES 

Sin embargo al igual que Rosen, coincidió en que la ausencia de compradores mexicanos ha afectado drásticamente al comercio de la zona Centro.

De acuerdo a los comerciantes más del 70 por ciento de las ventas son provenientes de la clientela fronteriza y del interior de México.

“Otro de nuestros fuertes eran los comerciantes mayoristas originarios de México, pero como no pueden cruzar, nuestra mercancía se queda aquí atorada”, expresó otro de los comerciantes del lugar.

La crisis económica que vive el comercio local, dijo Rosen, ha obligado a muchos empresarios a cerrar sus locales ante la imposibilidad de sostenerlos.

“Ahora vemos aquí muchos locales cerrados y nadie quiere rentarlos. Antes dejaban un negocio y al día siguiente estaba rentado porque había fila y muchos interesados tardaban en ocupar uno”, expresó el presidente de The Texas Store.

En recorrido realizado por toda la zona Central se observó un ligero movimiento en la clientela que acudió no precisamente por el ‘Viernes Negro’, fecha en la que inicia la temporada de las ventas navideñas, sino para comprar artículos varios de la temporada.

Contrario a años anteriores, y en esta época, se apreció un tráfico lento e infinidad de espacios de estacionamiento vacíos. 

Los llamados parquímetros no fueron utilizados y las calles permanecieron semivacías. 

No obstante los comerciantes se mostraron optimistas y tienen fe de que con la llegada de la vacuna la situación mejore y el Gobierno pueda reabrir los puentes internacionales.

“Tenemos la esperanza de que esto cambie con la llegada de la medicina, con la vacuna para el Covid y que la gente mexicana pueda cruzar”, añadió Rosen, quien por lo pronto lamentó que esta Navidad no habrá buenas ventas


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD