Reynosa

Su trabajo es inagotable... Su voluntad también. Se unen para hacer gorros para niñas con cáncer

¿Regalarías tu pelo para hacer feliz a un niño con cáncer?

  • Por: Ángel Domínguez
  • 13 / Agosto / 2017 -
  • COMPARTIR
Su trabajo es inagotable... Su voluntad también. Se unen para hacer gorros para niñas con cáncer

Elaboran. Un grupo de entusiastas voluntarias tejen cabello para hacer gorros especiales para niñas que se les ha caído el cabello por las quimioterapias

Reynosa, Tam.- No por sabido es más asimilable. La quimioterapia es el punto más avanzado al que ha llegado la medicina en su lucha contra el cáncer, y sin embargo, sus consecuencias no son mejores que la enfermedad. El cuerpo parece desvanecerse pues pierde vigor y tono en un intento por salvarse.

De todo lo que muere y todo lo que se salva en esa recuperación, hay algo que en la mayoría de los casos no sobrevive. Las cabezas se convierten en terrenos estériles de los que no volverá a brotar nada. Y, como en las extensiones de tierras áridas –tierras arrasadas- pasará el viento sin que nada se ondee con la belleza de las cosas que se mecen suaves en el aire. El cáncer pasa y la alopecia es su huella personal.  (*) 

(*) Extracto tomado de revista Becánika

Con el objetivo de apoyar a las niñas que han perdido su cabello a causa de la quimioterapia para combatir el cáncer, un grupo de voluntarios de la asociación civil “Iluminando Corazones a Niños con Cáncer”, elaboran gorros especiales para las menores que han perdido su pelo.

Socorro Castillo Negrete, maestra en un instituto de belleza, manifestó que la idea de bordar el cabello en cortinas surgió por parte de una doctora, ya que ella bordada pelo en las gorras para su hija, el cual había perdido por la enfermedad, pero al bordarlos éstos se caían fácilmente.

“Sabemos que en temporada de calor, las niñas no soportan traer pelucas, por las altas temperaturas que se registran, causando que suden y les de comezón, por eso se innovó en elaborar estas gorras especiales”, comentó la maestra Castillo.

El proceso de elaboración de una cortina de trenzado de cabello llega a durar hasta dos horas, por lo que elaborar un gorro especial con mechones tardar hasta dos días.

“Somos un grupo de nueve personas que tejemos el cabello en hilo Omega, es laborioso hacer un trenzado pero con gusto lo hacemos porque sabemos que estamos ayudando a las niñas, tenemos una persona que nos ayuda a coser en las gorras lo que trenzamos”, dijo.

En el 2016, se elaboraron 20 gorros y sombreros especiales para las niñas de la asociación, y aunque en este año ya llevan más de 20 cortinas trenzadas, no han podido realizar ninguno, debido a que les hacen falta las boinas con y sin visera.

Nuestra intención es apoyar un poco, sabemos que cuando hay una niña o niño con cáncer es algo muy difícil, lo que nosotros hacemos es algo mínimo porque no podemos hacer más que levantarles el autoestima . Socorro Castillo Negrete, Maestra de Belleza.

Su trabajo es inagotable... Su voluntad también. Se unen para hacer gorros para niñas con cáncer

La importancia de donar pelo

Su trabajo es inagotable... Su voluntad también. Se unen para hacer gorros para niñas con cáncer

>Es normal suponer que no todo el cabello que se dona sirve para hacer una peluca o en este caso, gorros. Después de que se recibe, se selecciona el mejor material, creando un filtro donde gran parte de lo que llega se descarta, especialmente por la hidratación de los mechones. Los seleccionados se agrupan por color, tono, largo y textura. Luego, pasan a una especie de minitelar donde se enhebra pelo por pelo a un hilillo que va formando un tejido que dibuja el contorno de una cabeza humana. Para completar, sobre una capa de piel de silicona que simula el cuero cabelludo, se insertan de a uno cada pelo que conforma la coronilla, de la cual se desprende una malla a la que se adhieren las capas producidas en el minitelar. Por último, se lava, se peina y se le da un corte de cabello personalizado. Entonces, se entrega a la persona beneficiada. La fabricación de una peluca puede tomarse una semana. En tanto como ya se explicó antes, la elaboración de un gorro con pelo natural se lleva en promedio dos días. En el proceso, se pierden cerca de diez centímetros de cada mechón donado o comprado.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA