Noticias

Surge de los pantanos una salamandra nueva

  • Por: Agencia Reforma
  • 12 / Enero / 2019 - 02:31 p.m.
  • COMPARTIR
Surge de los pantanos una salamandra nueva

La sirena reticulada de Florida y Alabama es el vertebrado nuevo más grande encontrado en los Estados Unidos en décadas.

Nueva York, Estados Unidos.

Tiene forma de anguila, manchas tipo leopardo y carece de patas traseras. Crece hasta medio metro de largo. Y hasta hace poco casi nadie la había visto.

Los investigadores han descubierto una nueva especie de salamandra en los bosques de pinos del norte de Florida y el sur de Alabama. La sirena reticulada es el vertebrado más grande hallado en EU en décadas, el primer miembro nuevo de su familia desde 1944.

El distintivo patrón de colores de la salamandra "resalta de inmediato", afirmó David Steen, del Centro de Tortugas Marinas de Georgia y coautor de un análisis publicado en PLOS One.

Las sirenas son un elemento fijo en pantanos y cunetas del sureste de EU. Anteriormente, se suponía que el género contenía dos especies: la sirena menor y la sirena mayor, que pueden alcanzar hasta casi un metro de largo.

Durante mucho tiempo han persistido rumores de una tercera. Informalmente llamada la anguila leopardo, un espécimen terminó en la Universidad de Auburn, en Alabama, en 1970, identificado erróneamente como una sirena mayor.

En 1975, "Reptiles y Anfibios de Alabama", de Robert Mount, describió a una salamandra extraña que no se parecía a la sirena mayor. Luego, en una noche lluviosa en 1994, John Jensen, del Departamento de Recursos Naturales de Georgia, se topó con un camino inundado en Alabama en el que se retorcían cientos de anguilas leopardo.

Cuando Sean Graham, de la Universidad Estatal Sul Ross, en Texas, y Steen se conocieron en 2008, decidieron tratar de describir la especie. Aunque hallaron algunos ejemplares en museos regionales, necesitaban tejidos nuevos para un análisis de ADN, que puede ayudar a revelar diferencias entre especies que son invisibles a simple vista.

Eso significó atrapar anguilas leopardo salvajes. A pesar de múltiples intentos por atrapar a las salamandras, nunca tuvieron suerte. Luego, en el 2009, Steen encontró una en una trampa para tortugas.

Sin financiamiento, estudiaron el espécimen en su tiempo libre con la ayuda de otros expertos.

Resulta que el genoma de la sirena es enorme y está apiñonado en cuatro series de cromosomas, así que el análisis tomó mucho más tiempo que el esperado.

Aunque la sirena reticulada es genéticamente distinta a las otras dos especies, su lugar en el árbol genealógico es incierto. Les gusta el fango espeso en el fondo de pantanos y estanques, lo que las hace difíciles de estudiar.

Hasta el 2013, los investigadores ni siquiera sabían cómo se reproducían: a diferencia de otras salamandras, los machos fertilizan los huevos externamente, igual que los peces.

"Esperamos que uno de los resultados de dar a conocer este estudio es que aparezca en el radar de la gente -agencias de financiamiento, dependencias estatales- y que empiecen a priorizar el trabajo necesario para entender por completo la biología y la conservación de este animal", dijo Steen.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA