Tiempos globales

La primera visita al dentista

En la actualidad la recomendación de los odontólogos es que la primera visita se realice durante el primer año de vida y posteriormente una revisión anual

  • Por: Daniel Suárez Oliveros
  • 09 / Junio / 2019 -
  • COMPARTIR
La primera visita al dentista

TU PRIMERA VEZ. Es importante que entre el niño y el dentista haya una buena relación y no se creen miedos o temores desde el principio.

Muchas veces creemos que debemos acudir al odontólogo sólo cuando empezamos a sentir dolor a causa de algún diente cariado. Pero no es así.  Incluso también, una de las principales dudas de los padres es cuándo es la edad ideal para llevar a sus hijos al odontólogo.

La Odontopediatría es la especialidad de la odontología que comprende el cuidado de los pacientes desde el vientre materno hasta el último año escolar. Su enfoque principal es la prevención, ya que con un correcto asesoramiento se puede lograr que los niños lleguen a la etapa adulta libres de caries y con los dientes alineados. Es por ello que lo ideal es que lleven a sus hijos al odontólogo cuando empiezan a erupcionar los primeros dientes.

FUERA MIEDO

Las primeras visitas al dentista básicamente son para instruir a los padres sobre el cuidado de la higiene bucal que deben comenzar a tener sus hijos, así como información sobre el cepillo dental, técnicas de cepillado, pasta de dientes y demás acciones para lograr una eficaz higiene dental en sus menores hijos.

Sin embargo, debemos tomar en cuenta que la primera visita al odontólogo es una experiencia nueva para nuestros hijos, por lo que debemos tener presente que entrará en contacto con personas nuevas y extrañas para él o ella, así como instrumentos que pueden causarle temores y miedos. Por eso es importante tomar el proceso de adaptación con calma y ayudarlo a adaptarse a esta nueva experiencia.

HABLARLES BONITO

Una buena técnica es contarle y mostrarle todo lo que se encuentra en el consultorio dental, como el sillón, las herramientas del dentista a las que podemos llamar "juguetes" y de esta manera hacer mucho más grata su visita. Además, si la clínica dental cuenta con un área de adaptación como una sala de juegos para niños es mucho mejor, ya que de esta manera logramos que los pacientes pequeños se relajen y distraigan y así entren mucho más calmados a su consulta con el especialista. Los padres deben esforzarse en transmitir a sus hijos confianza y seguridad frente a la visita al odontólogo. De esta manera contribuyen a que exista una buena relación entre ambos y no se creen temores desde el inicio.

LA PREVENCIÓN ANTE TODO

Como parte de la prevención bucal, debemos considerar el cepillado diario de los dientes como mínimo tres veces al día. Mantener una buena alimentación rica en proteínas, frutas y verduras, evitar los dulces y golosinas y visitar al dentista por lo menos cada seis meses. De esta manera evitaremos la formación de caries.

Desde pequeños debemos iniciar la limpieza de las encías después de cada toma. Para ello se puede usar una gasa humedecida. Luego, a la aparición de los dientes de leche se puede recurrir al cepillo sin utilizar pasta dental al menos hasta los dos años de edad. A partir de esa edad, sí se puede colocar una pequeña cantidad de dentrífico con bajo contenido en flúor.

Como padres, es importante motivar a nuestros hijos a realizar una correcta higiene bucal desde que son infantes para que logren mantener buenos hábitos que serán beneficiosos para el resto de su vida.

Es por ello que es importante acudir a una clínica odontológica de confianza para que nuestros hijos puedan atenderse con un profesional y lograr resultados óptimos y sobre todo beneficiosos para el paciente. De esta manera lograrán mantener una correcta salud dental en los pequeños pacientes.



DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA