Tiempos globales

Estreñimiento infantil

Aunque el estreñimiento infantil puede ser debido a distintas causas en función de la edad en la que se presente, en la mayoría de los casos el problema se resuelve con una dieta adecuada e instruyendo al niño en hábitos saludables

  • Por: María Teresa Romero Rubio
  • 11 / Agosto / 2019 -
  • COMPARTIR
Estreñimiento infantil

El estreñimiento infantil es una de las patologías más frecuentes en pediatría, ya que puede ocurrir tanto en recién nacidos y bebés de pocos meses, como en niños más mayores. Supone entre un 3% y un 5% de las consultas pediátricas generales y hasta un 25% del volumen de consultas especializadas en gastroenterología pediátrica. Consiste en la disminución de la frecuencia de las deposiciones o bien, que éstas sean muy duras produciendo dolor en la evacuación.

Aunque el estreñimiento infantil puede ser debido a distintas causas en función de la edad en la que se presente, en la mayoría de los casos el problema se resuelve con una dieta adecuada e instruyendo al niño en hábitos saludables. 

CAUSAS

Las causas orgánicas del estreñimiento infantil, como puede ser la alteración anatómica de colon y recto, son algo infrecuentes (estenosis anal, megacolon, oclusión intestinal...). En la mayoría de las ocasiones el estreñimiento se asocia a hábitos alimenticios inadecuados, como una dieta pobre en agua y fibra, aunque también puede deberse a otras causas.

Cuando la dieta es rica en agua y fibra, las heces son más blandas y su tránsito a través del colon y recto es más fácil y poco doloroso. En cambio, una dieta pobre en líquidos y en fibra (obtenida fundamentalmente a partir de frutas y verduras) tendrá como consecuencia heces duras y compactas que serán difíciles de eliminar. Por ello la masa fecal queda retenida en el recto más tiempo, perdiendo cada vez más agua y endureciéndose cada vez más.

Si las heces son muy duras, su evacuación puede producir incluso pequeñas erosiones en la mucosa anal llamadas fisuras, que son muy dolorosas. En los niños esto puede provocar que aparezca un miedo a la defecación, que puede contribuir a perpetuar el problema del estreñimiento, creando un círculo vicioso que hay que saber identificar lo antes posible.

CONSEJOS

En el caso de niños mayores, algunas pautas que pueden solucionar un problema de estreñimiento son las siguientes:

· Cambios dietéticos. Aumentar el consumo de agua al menos dos vasos de agua al día, incrementando su consumo en verano hasta un 25%.

· Aumentar la cantidad de alimentos con fibra. Frutas con piel, verduras enteras, legumbres... Las palomitas de maíz, por ejemplo, son ricas en fibra. 

Al menos deben tomar entre tres y cinco raciones de fruta y verdura al día.

· Cocinar con aceite de oliva, incluso añadiendo una cucharada extra.

Evitar exceso de alimentos como papa, zanahoria, manzana, arroz...

Incluir en la dieta alimentos laxantes como ciruelas y kiwi (no dar a menores de un año).

CAMBIOS HIGIÉNICOS

· Deporte y actividad física

· Establecer un patrón regular para ir al baño. 

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA