Tiempos globales

Con tecnología reducen deserción escolar

  • Por: Viviana Cervantes
  • 14 / Octubre / 2018 -
  • COMPARTIR
Con tecnología reducen deserción escolar

INNOVADORA. La herramienta tecnológica permite a los profesores pasar lista y enviar de manera inmediata un mensaje a los padres para avisar si el estudiante asistió a clases.

Con una aplicación en un teléfono inteligente, el Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CETis) 71 disminuyó su deserción escolar en casi el 50 por ciento en tan sólo un ciclo escolar. Los números pasaron en el período 2016-2017 de 3.5 por cada 100 alumnos a finalizar en 1.9.

De acuerdo con la subdirectora del plantel, Martha Reyna Martinez, la herramienta tecnológica permite a los profesores pasar lista y enviar de manera inmediata un mensaje a los padres para avisar si el estudiante llegó o no a clases.

“Ahorita se está probado con estudiantes de primer semestre y la verdad es que hemos tenido una respuesta muy buena. Reducimos la deserción en números muy grandes, incluso por encima de varios planteles que están aquí alrededor”.

EL PROYECTO

Fue creado por alumnos del mismo plantel como parte de un taller escolar. Posteriormente una empresa tecnológica se interesó en él y actualmente se busca un mayor financiamiento para aplicarlo más allá de su período de prueba.

La docente agregó que para apoyarlo se optó por la designación de un tutor para cada grupo que analiza el comportamiento, rendimiento, objetivos y metas que cumplen los estudiantes.

“Esto nos ha permitido ir avanzando poco a poco en un sueño que tenemos que es evitar que nuestros jóvenes abandonen las aulas. Queremos que todos los que ingresen terminen, que si por algo no están a gusto nos lo hagan saber. Es importante lo que ellos piensan y sienten”.

Además se analizan las situaciones familiares o posibles conflictos por los que el adolescente de entre 14, 15, 16 y 17 años atraviesa en búsqueda de una identidad. Es en la familia y en el ámbito social donde se encuentran los mayores problemas.

“Buscamos que la escuela sea como una segunda familia, que encuentren amigos sinceros, que sus profesores se encariñen con ellos, que desarrollen habilidades sociales, que encuentren una motivación en las clases y que no lo vean como una obligación. Así cuando crezcan se darán cuenta de que hicieron lo correcto”, resaltó Reyna Martínez.

De manera semanal se crea un cuadernillo de actividades donde se analizan los errores, oportunidades y aciertos.

Los números también han disminuido en la cantidad de estudiantes que recurren a exámenes de regularización para no perder un ciclo de estudios.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA