buscar noticiasbuscar noticias

El activismo desde el arte

La queja puede apreciarse desde el punto de vista artístico

Las quejas, la injusticia y las incipientes condiciones de trabajo en las fábricas textiles de Río Blanco, Río Grande y la Experiencia, fueron el punto de partida para "Poética de la Queja", un proyecto de arte desarrollado por Florencia Guillén, que se exhibe en el patio central del Edificio Arróniz.

Florencia Guillén se inspiró en las denuncias de mujeres trabajadoras de principios del siglo pasado para su nueva pieza.El activismo desde el arte

INTERVENCIÓN DEL ESPACIO

En esta propuesta de intervención del espacio, Guillén tomó como base el trabajo de la sindicalista María Arcelia Díaz, desarrollado entre 1914 y 1927, y que tiene que ver con la carencia de garantías laborales en esas compañías textiles a principios del siglo 20.

"(María Arcelia Díaz) fue obrera desde los ocho años, fue huérfana muy chica y a partir de su propio fuego, aprendió a leer y escribir dentro de la fábrica mientras trabajaba; y empezó a escribir por la justicia social y del trabajo", relata Guillén. 

"Poética de la Queja" se compone de dos piezas, situadas entre las columnas del edificio.

En una de ellas se lee la leyenda "Histeria = Legislación", que hace una evocación a las connotaciones negativas hacia las mujeres, "pero yo le estoy dando una vuelta en el sentido de que esta necesidad de denuncia, de queja, de protesta, ha hecho que la legislación cambie y avance", recuerda la artista, que a finales de junio también inauguró una exposición en el Museo Cabañas, para hacer una reflexión sobre el papel de las mujeres en la obra de José Clemente Orozco con su propuesta visual "La Línea, La Noche, Armas del Texto".

Mientras que en la segunda pieza, Guillén recupera algunas palabras que surgieron de estas mismas quejas, que ofrecen "un contexto general de lo que sucedía en la fábrica, son palabras clave para el contexto sociopolítico, con algunas frases que se expanden hacia imaginarnos algunos paisajes dentro de estas quejas.

Si pensamos en las dos piezas, se están denunciando y pidiendo cambios igual que hoy casi 120 años después", reflexiona la artista.

"Poética de la Queja" forma parte del programa "Rituales Futuros", un laboratorio de creación en el que 10 artistas desarrollarán sus propuestas bajo la guía de Rocío Cerón, así como seis clínicas encaminadas a explorar la poesía expandida y el arte contemporáneo, que se extenderán hasta diciembre próximo. 

  • La siguiente intervención estará a cargo de Yahir López, este 25 de agosto, a las 18:00 horas.  En este programa también participarán Nómada Lab, Mónica Leyva, Jorge Méndez Blake y Guyphytsy Aldalai.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD