buscar noticiasbuscar noticias

Ceguera con buen humor

La obra "Mente en Blanco" aborda el tema de la discapacidad visual en México

Blanco, es un pintor de brocha gorda al que le cambia la vida en un instante. Tras un accidente de trabajo, Blanco, también payaso de circo, pierde la vista y cae en una profunda depresión, pero en este difícil proceso se encontrará con personas que le acompañarán y ayudarán a salir de la desilusión y apatía.

"Mente en Blanco" ha viajado por el mundo con su mensaje de inclusión y empatía.Ceguera con buen humor

HISTORIA

Esta historia, que busca reflexionar sobre la discapacidad con fuertes dosis de humor, se contará en "Mente en Blanco", espectáculo clown de la compañía Bravísimo que tendrá una función en el Conjunto Santander de Artes Escénicas.

Esta obra se estrenó hace cinco años, bajo la dirección escénica del argentino Tato Villanueva, y desde entonces se ha presentado en distintos foros locales nacionales e internacionales. Ha formado parte de la cartelera de la Muestra Estatal de Teatro, se ha montado en varias ciudades del País, en Estados Unidos y en el Busan International Performing Arts Festival de Corea del Sur.

"La obra está inspirada en el mundo de los payasos y del circo, es una tragicomedia que nos narra la historia de unos payasos que son corridos del circo porque uno de ellos queda ciego, se sume en la tristeza, pero los demás payasos, a través del humor, de aventuras sonoras, de mucho circo, tratan de que él supere esta crisis.

"La obra está inspirada en el mundo de los payasos y del circo, es una tragicomedia que nos narra la historia de unos payasos que son corridos del circo porque uno de ellos queda ciego, se sume en la tristeza, pero los demás payasos, a través del humor"

"Es una manera de tocar este tema con mucha simpatía, todos conocemos alguna persona que tiene alguna discapacidad, pero con humor se le puede acompañar, se puede mejorar la situación", relata el artista Juan Méndez, quien protagoniza este espectáculo junto con José Guillermo Méndez, Israel Mora y Gil Casas.

Este montaje, que contará con malabares, movimientos en cuerda floja, acrobacias, teatro físico y música, vuelve a tierras tapatías con el objetivo de volver a poner los reflectores sobre la importancia de hablar de la discapacidad, de la solidaridad y el acompañamiento. 

La obra ha madurado a lo largo de cinco años, los artistas que lo escenifican también.

  • El arte del payaso es más refinado conforme se practique más, el humor es más preciso y la escenificación más certera, advierte Méndez, fundador y director de Bravísimo.

"A veces se piensa que una persona con discapacidad no se ríe o se cree que el humor puede ser mal visto, de eso queremos distanciarnos a partir del humor.

Blanco, el protagonista, asume el humor, se burla de él mismo, eso hace que el público lo disfrute, porque se burla de su propia tragedia, creo que desde ese sitio se pueden tocar estos temas, pero creo que uno de las claves es el acompañamiento", abunda el creativo.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD