Domingo Cultural

´La Ronda de Noche´, de Rembrandt, como nunca antes la habías visto

El equipo del Rijksmuseum de Ámsterdam retoma ha colgado en su web la fotografía más grande y detallada del lienzo: permite apreciar las pinceladas del maestro e incluso partículas de pigmento en la pintura

  • Por: Natividad Pulido
  • 17 / Mayo / 2020 -
  • COMPARTIR
´La Ronda de Noche´, de Rembrandt, como nunca antes la habías visto

Taco Dibbits, director del Rijksmuseum, admirando «La Ronda de Noche», de Rembrandt

El Rijksmuseum de Ámsterdam publica en su web (www.rijksmuseum.nl) la fotografía más grande y detallada del tesoro de su colección, «La Ronda de Noche», de Rembrandt. Es tal la altísima resolución de la imagen que permite apreciar las pinceladas del maestro e incluso partículas de pigmento en la pintura. El museo holandés ha querido compartir con el público esta fotografía coincidiendo con el estudio de esta obra maestra, que se reanudó ayer en la cámara de cristal, diseñada por el arquitecto francés Jean Michel Wilmotte, y que se instaló para que el público pudiese seguir en vivo los trabajos a partir de julio del año pasado.

Según Taco Dibbits, director del Rijksmuseum, «el equipo de investigación que está llevando a cabo el proyecto utiliza las últimas tecnologías, que nos llevan hasta límites que no se creían posibles. Esta fotografía es una fuente crucial de información para los investigadores, y los visitantes online pueden usarla para admirar la obra maestra de Rembrandt con todo lujo de detalles».

Esta fotografía de hiper-resolución se tomó a partir de 528 imágenes, repartidas en 24 filas de 22 instantáneas, que se unieron digitalmente con la ayuda de redes neuronales. La imagen final está compuesta por 44,8 gigapíxeles y la distancia entre cada píxel es de 20 micrómetros (0,02 mm). Esto permite a los científicos estudiar la pintura en detalle de forma remota. La imagen también se utilizará para rastrear con precisión cualquier proceso de envejecimiento futuro que tenga lugar en la pintura.

 

Vuelta al trabajo

En un Rijksmuseum cerrado al público, los investigadores reanudaron ayer el estudio de la pintura más grande de Rembrandt y su estado actual. Aunque el trabajo en la cámara de cristal se interrumpió durante dos meses debido a la pandemia de coronavirus, el equipo continuó trabajando en casa analizando los datos de investigación que ya se habían recopilado.

El protocolo para trabajar en la cámara de cristal ha sido revisado para cumplir con las pautas establecidas por el gobierno y el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente (RIVM). Es preciso garantizar que se manteniene una distancia física mínima de 1,5 metros y que no haya más de dos personas trabajando en la pintura al mismo tiempo.

La segunda fase del proyecto, la restauración de la pintura, se ha reprogramado debido a la pandemia. El plan inicial era comenzar después del verano de este año, pero esto ya no es factible. Se ha pospuesto a principios de 2021. El presupuesto del proyecto es de tres millones de euros.

Se espera que el Rijksmuseum vuelva a abrir el 1 de junio, pero su capacidad habitual de 10.000 visitantes por día se reducirá a 2.000 para permitir el distanciamiento social.

 

Los vaivenes de una obra maestra mutilada

Pintada entre 1639 y 1642 por Rembrandt, el nombre original de esta obra es «La compañía del capitán Frans Banning Cocq y el teniente Willem van Ruytenburch preparándose para salir». Este retrato de grupo fue encargado por una empresa de la Guardia Municipal y, a partir de 1796, fue rebautizado con su nombre actual.

A lo largo de su historia, el cuadro ha sufrido varios traslados, algunos de ellos debidos a episodios históricos ocurridos en Holanda. Originalmente, se expuso en el Kloveniersdoelen de Ámsterdam, la división de mosqueteros de la milicia cívica. En 1715 el lienzo fue trasladado al Ayuntamiento de Ámsterdam en la Plaza Dam (actualmente Palacio Dam). Al no encajar en la pared del Ayuntamiento, el cuadro sufrió un cambio importante: se redujo alrededor de un metro por cada lado, perdiendo tres figuras y la barandilla de un puente. No se recuperaron.

En 1817, «La Ronda de Noche» se trasladó al recién inaugurado Rijksmuseum y en 1889 la colección del Estado fue trasladada hasta allí, donde la obra fue expuesta en diferentes estancias. Durante la II Guerra Mundial, el lienzo de Rembrandt tuvo que ser trasladado desde el Rijksmuseum hasta el Castillo Radboud en Medemblik, a través de un pasadizo excavado justo debajo de la pintura para casos de emergencia. Desde Medemblik, el cuadro fue llevado hasta un búnker bajo las dunas cerca de Castricum al norte de Holanda, donde se quitó el marcó y tuvo que ser enrollado para guardarlo. 

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA