Domingo Cultural

La científica que usa luz para combatir el alzhéimer

Li-Hue Tsai prueba un tratamiento no invasivo para calmar los síntomas con estímulos visuales y auditivos

  • Por: Nuño Domínguez
  • 25 / Agosto / 2019 -
  • COMPARTIR
La científica que usa luz para combatir el alzhéimer

Li-Hue Tsai.

Cada mañana, Li-Hue Tsai prueba un poco de su propia medicina. La neurocientífica se sienta delante de un aparato que emite pulsos de luz frente a sus ojos a una frecuencia de 40 hercios. En los últimos años, Tsai, que dirige el Instituto Picower de Aprendizaje y Memoria del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), ha descubierto que la estimulación visual con luz LED elimina la acumulación de proteínas amiloides en los cerebros de ratones, una lesión parecida a la de personas con alzhéimer.

La intervención también reduce los ovillos de proteína tau, otro rasgo definitorio de la dolencia. Los animales incluso recuperan parte de su memoria y capacidad cognitiva.

HALLAZGO PRELIMINAR

Los neurocientíficos han perdido la cuenta de las veces que se ha curado el alzhéimer en ratones sin que eso se traduzca en un tratamiento válido para personas, pero supone un destello de esperanza en un panorama desolador.

Cada tres segundos se diagnostica en el mundo un nuevo caso de demencia, hasta el 80% del total se deben al alzhéimer. Más de un siglo después de que se descubriese la enfermedad y tras varias décadas de investigación no se ha conseguido ni un solo tratamiento efectivo. Ni siquiera están claras sus causas. Además de la acumulación de las dos proteínas mencionadas, el cerebro sufre inflamación, síntomas parecidos a la diabetes y otros que podrían deberse a infecciones virales o bacterianas. La situación es endiablada, pues la dolencia comienza a desarrollarse unos 20 años antes de que los pacientes noten los primeros síntomas. Cuando son diagnosticados ya es demasiado tarde.

ANTE UN RETO DE GRANDES PROPORCIONES

Tsai (Taipei, Taiwán, 1960) cree que probablemente el alzhéimer tiene varias causas, que no es una sola enfermedad, sino varias, como el cáncer. Su carrera científica, desarrollada en Estados Unidos, comenzó con la investigación de CDK5, una molécula que encontró en células cancerosas y que resultó crucial tanto para el desarrollo normal del cerebro como para sus patologías. Si se modifica la genética del ratón para que produzca mucha cantidad de esta enzima, los animales pierden la memoria, sus neuronas mueren en masa y el cerebro se llena de placas de proteína amiloide, lo más parecido al alzhéimer en roedores.

Desde que llegó al MIT en 2006, Tsai ha buscado formas de evitar estos síntomas con intervenciones no invasivas en el cerebro. Antes de ofrecer una conferencia en la Fundación Ramón Areces sobre envejecimiento y memoria, la investigadora explica su aproximación a uno de los mayores retos sociales de nuestra era. No creo que se pueda curar el alzhéimer, pero sí controlarlo para que no afecte demasiado en la vida diaria.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA