Dominical

Cuando el humor se mezcla con lo clásico

El ex administrador de redes sociales del Munal comparte cuál es el secreto para acercar el arte sin perderse de las tendencias

  • Por: Darinka Rodríguez
  • 05 / Agosto / 2018 -
  • COMPARTIR
Cuando el humor se mezcla con lo clásico

La obra "Los borrachos (Bacanal)" de Antonio Fabrés, forma parte de la colección del Museo Nacional de Arte.

Reunir obras de arte clásico y mezclarlo con las tendencias diarias en redes sociales no es una tarea sencilla, pero no es imposible. El Museo Nacional de Arte de México (Munal) es uno de los ejemplos más emblemáticos de cómo el humor y el arte se llevan bien en redes sociales.

Alejandro Gómez Escorcia fue el administrador de las cuentas de Facebook, Twitter e Instagram del Munal durante los últimos cuatro años.

Para el comunicólogo de 27 años, los museos deben ser considerados como espacios que conversan con el mundo.

"Puedes encontrar referencias a cualquier cosa: amor, suerte, miedos, sueños. Entendiéndolo así puedes dialogar con cualquier tema, sólo hay que conectar los hilos. Las tendencias en internet marcan un estado del pensamiento colectivo y de ahí puedes conectarlo con el arte", dice Gómez.

En los últimos cuatro años el número de seguidores del Munal creció de modo considerable. En Facebook pasó de tener 100 mil a 517 mil likes, en Twitter pasó de 300 mil a 1.3 millones de seguidores y su cuenta de Instagram tiene 147 mil seguidores, siendo el segundo museo con más adeptos en redes sociales sólo detrás del Palacio de Bellas Artes. 

Cualquier suceso de actualidad puede dar una referencia a piezas que se exhiben en el Munal. En la pasada Copa del Mundo, durante el partido entre México y Alemania, la cuenta de Twitter hizo una referencia al artista alemán Otto Dix y al muralista mexicano David Alfaro Siqueiros.

Cuando el humor se mezcla con lo clásico

Meme que fue atribuído a la obra de Fabrés.

-

NO TODO HAN SIDO RISAS Y MEMES

Gómez Escorcia recuerda que durante su paso como community manager del recinto, fueron varias veces que "sonaba el teléfono rojo". Una de las más recordadas fue en 2014, cuando su página de Facebook fue eliminada tras varias denuncias de usuarios.

"Se trataba de la exposición ´El hombre al desnudo´. Nosotros buscamos que se cerrara la página para señalar ese aspecto conservador: la mirada de México que no acepta al otro y que censura su complejidad", recuerda.

El capitalino considera que hay un reto importante para los recintos de arte de integrarse a la conversación en redes sociales.

"Se ve con miedo, pero todos estos espacios deben asumir una postura sobre los temas que interesan: la diversidad, el cuerpo humano, la política", dice.

Gómez Escorcia no dejará las redes sociales, ni el arte, pues ahora está encargado de coordinar las redes del Centro Nacional de las Artes (Cenart). "Con el Munal traté de desacralizar el museo, pero la naturaleza del Cenart es distinta", dice. 


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA