Domingo Cultural

Cepillín, un personaje del Siglo XX

Ricardo González, el hombre detrás de la pintura de payaso, habla del personaje que lo convirtió en un icono de la cultura popular mexicana

  • Por: eduardo rojas galindo
  • 03 / Noviembre / 2019 -
  • COMPARTIR
Cepillín, un personaje del Siglo XX

Ricardo González Gutiérrez nació en Monterrey el 7 de febrero de 1946.

Era estudiante de Odontología cuando participó en una campaña de salud  bucal y parea que los niños no tuvieran miedo al detentas empezó a pintarse la cara como payaso. De ahí nació su nombre artístico: Cepilín, por el cepillo de dientes.

La campaña bucal se transmitía por televisión, en el entonces canal 12 de Monterrey, ahora Multimedios Televisión. Tuvo tanto éxito que el arquitecto Héctor Benavides le ofrece trabajo como payaso en un programa de televisión, que se transmitía de lunes a viernes.

Fue tanto el éxito, que Cepilín salía en televisión todos los días. Y además daba presentaciones en vivo.

Su fama se extendió y fue contratado por la empresa Televisa que le dio un programa de televisión, de nació su segundo nombre artístico: Cepillín, el payasito de la Tele.

El programa se transmitió 1977 a 1980. Y llegó a 18 países.

Pero Cepillín también tiene un gran éxito como cantante. Sus canciones le hicieron ganar Disco de Oro por sus altas ventas.

También montó obras de teatro en donde surgieron personalidades del espectáculo como Yuri y Salma Hayek. 

Su calidad actoral lo llevó a filmar tres películas: Milagro en el circo, Mientras haya niños habrá payasos y La corneta de mi general.

Cepillín, un personaje del Siglo XX

Cepillín, un personaje del Siglo XX

Cepillín y su hijo Cepi con el botón de oro de Youtube por tener un millón de suscriptores en su canal.

 

Premios

· Tres Calendarios Azteca de Oro

· Tres premios UPEM

· Premio de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York

· Disco de Oro por La Feria de Cepillín

· Micrófono de Oro

· Pergamino del estado de Oklahoma

· Las Llaves de Oklahoma

· Las Llaves de Las Vegas

· Pergamino del estado de Las Vegas

-¿Cepillín cree en Dios?, 

-Sí, y en la Virgen de Guadalupe, responde con mucha firmeza.

En su apretada agenda, Ricardo González "Cepillín" nos regaló unos minutos para entrevistarlo antes de su show que se presenta con su circo en Reynosa.

-Primero quiero platicar con Cepillín y luego con Ricardo González, ¿se puede?

-Tú pregunta, soy el mismo.

Con una larga trayectoria que ya se acerca a las cinco décadas, le pedimos a Cepillín que describa cual es su legado de ser una figura pública enfocada en los niños.

"Ser blanco, no generar polémicas", dice Cepillín, toma aire y continúa: "una carrera intachable, ser ejemplo de buena educación".

Reconoce que un tiempo, allá hace muchos años, renegó de Dios, y negó la existencia de la Virgen de Guadalupe, pero a donde iba siempre se le aparecía.

"La gente se me acercaba y me regalaba una estampita de la Virgen de Guadalupe, y sí, 

¡claro que existe!".

Recuerda que un día se molestó con Dios, luego  de perder su trabajo en una televisora de Monterrey.

Tan enojado que le recordó a Dios el 10 de mayo.

"No sé si tenga mamá y pero ve...Yo decía: me portó bien, por qué me pasa esto a mí". 

Pero ahora alguien se le acercó y se le regaló una estampa de San Pedro.

"De San Pedro no hay estampas, no se mencionan mucho, pero me regalaron la de San Pedro y la semana me llamaron de Televisa, y ahí estaba Dios".

Cepillín se alejó de los estereotipos de los payasos con sus zapatos gigantes, nariz falsa redonda color rojo y vestimenta holgada de muchos colores.

-¿Por qué se vestía como cualquier persona?

-Por comodidad, así de sencillo.

"Empecé a usar peluca, pero en una maroma se me calló, entonces me dejé crecer el pelo, la nariz falsa me daba comezón y los zapatos gigantes no me dejaban correr, así que empecé a innovar en la vestimenta porque era más cómodo".

Cepillín habla con su voz normal de Ricardo González, pero al cantar sí cambia su voz. Y sus canciones siempre hay alegría, con mucho ritmo y pegajosas, pero hay una muy triste.

-Un día con mamá.

-Sí, por qué Cepillín, un payaso, canta una canción tan triste.

"Porque es la vida misma. Es algo que pasa. Es algo que le sucede a muchos. Igual la canción de Tomás, yo me sentía feo".

Reveló que originalmente es una canción interpret ada en ritmo de cumbia, pero la cambió para cantarla lenta.

Cuando es interpreta la canción, había que cantarle a los niños algo que tenía que ser más actual a lo que estaban viviendo, lejos de las clásicas rondas infantiles.

Grabar una canción tan triste no fue fácil. Su mamá lo molestó porque cantaba una canción en que ella estaba muerta.

"Mi mamá me decía: por qué mataste. Pero yo me acordé de mi abuelita", dice Cepillín. 

Es una canción que pone triste a la gente cuando la escucha.

"Cuando la grabé por primera vez, el ingeniero de sonido estaba llorando".

¿Y cómo quiere ser recordado Cepillín?

Bien. Como se le recuerda a Tin Tán.

Continua la entrevista, pero quiero que me responda Ricardo González. Se queda bien, guarda silencio y con manos piden que le "lancemos" la primera pregunta.

-¿Por qué decidió odontología?

-Porque no tenía matemáticas.

"En mi familia me pedía que estudiara una profesión. No querían ni futbolistas, ni pintor, ni artistas, así que busqué y dije: no tiene matemáticas. Pues ahí me metí".

¿Ganó dinero como dentista?

No. Nunca cobre como dentista.

La respuesta sorprende a todos. Y nos da la explicación: Cuando empecé a trabajar como payaso pues me pagaban por algo que me gustaba, así que decidí ser payaso.

Y antes de ser payaso ¿veía payasos?

No. Yo veía a Charles Chaplin, El Gordo y El Flaco, Marcel Marceau. Eran los que me gustaba.

Hubo una época en que dejó de ser payaso para innovar en un género musical que ahora llaman música grupera. Ricardo González fue el pionero en presentar a nivel nacional la música norteña en el programa "Chulas Fronteras".

La idea es de don Emilio Azcárraga Vidaurreta, el papá del El Tigre,  un día llamó a Cepillín y le dijo que era el único que conocía de Monterrey y le pidió hacer un programa de música norteña.

"Don Emilio era un hombre de mucha visión. Me eligieron a mí. Eulalio González "Piporro" ya estaba muy grande, así que lanzamos "Chulas Fronteras".

-No se le identifica como pionero de la música grupera. No se le reconoce ese aporte.

-No, en muchas cosas tampoco, por ejemplo, yo soy el padrino de Salma Hayek. Un día me hablan que hay una chica recién llegada de Coatzacoalcos, que nunca ha actuado y le dije pues en algo tiene que empezar y participó con nosotros en la obra Aladino.

¿Y de política?, ¿le ha interesado la política?

No. Es la profesión más difícil.

"Soy muy aprensivo", explica Ricardo González, "sí serví en la ANDA, pero no, es una profesión muy difícil".

La entrevista la iniciamos antes de comenzar el show., pero la gente empieza a llegar y aunque Ricardo González no esta maquillado de Cepillín, de inmediato es reconocido por sus fans, muchos ya grandes acompañados de hijos y otros más grandes acompañados hasta por sus nietos.

Todos quieren fotos y selfies. Los pequeños sólo se paran a lado de Ricardo González porque no lo reconocen sin maquillaje, pero los papás si, lo abraza, lo besan.

"Me tardé 40 años pero por fin lo conozco¨, le dice un fans a Cepillín, "pues te ves más grande", le responde.

La gente se organiza y hacen fila muy larga para tomarse una foto con Ricardo o Cepillín, al cabo es el mismo.

¿Y como quiere ser recordado Ricardo González?

Como una buena persona, un buen hijo, un buen padre, un buen abuelo.

Cepillín, un personaje del Siglo XX


Preguntas rápidas a Cepillín

¿Juan Gabriel?

Vivo

¿José José?

La persona más buena.

¿Germán Robles?

Mi maestro.

¿El arquitecto Héctor Benavides?

Será a la única persona que iré en su funeral.

¿La televisión?

Murió en 1985

Cepillín, un personaje del Siglo XX

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA