Noticias

Sí al muro fronterizo… Pero en el sur de México

En el sur sureste México tiene dos fronteras: una con Guatemala y la otra con Belice que no le arrojan ningún beneficio, por el contrario, sólo problemas le ocasionan porque esos cruces son utilizados para una nueva invasión: la de los centroamericanos que utilizan nuestro país para cruzar a Estados Unidos.

  • Por: El Mañana
  • 24 / Julio / 2016 -
  • COMPARTIR
Sí al muro fronterizo…Pero en el sur de México

Si sólo el tráfico de indocumentados, principalmente guatemaltecos, salvadoreños y hondureños fuera el problema, eso sería lo de menos, pero se da el caso que una vez que los oficiales de Migración los detectan en territorio estadounidense los deportan de inmediato, y no a sus lugares de origen como está establecido en convenios internacionales, sino que lo hacen por la frontera mexicana, principalmente a Reynosa.

Esta situación genera en ciudades fronterizas como la nuestra, una serie de problemas porque es bien sabido que el gobierno mexicano no los va a enviar a sus lugares de origen por carecer de recursos para ello, eso, sin tomar en cuenta que la mayor parte de los deportados prefieren quedarse aquí para volver a intentar ir en busca del llamado “sueño americano”.

Si bien es cierto que en la ciudad hay albergues en donde se da hospedaje y comida a los migrantes, esto es solo por tres días por lo que muy pronto se ven por las calles de las diferentes colonias de Reynosa solicitando ayuda económica para comer, o como ellos dicen, para regresar a sus lugares de origen.

Muchos de estos migrantes al no encontrar una manera honesta de ganarse la vida se dedican a delinquir recurriendo al asalto, al secuestro y a la extorsión, y en el peor de los casos, integrándose a los grupos delincuenciales del crimen organizado.

El magnate Donald Trump desde que arrancó la aventura en pos de la candidatura a la presidencia de Estados Unidos ha manifestado su deseo de que se construya un muro a lo largo de la frontera que une a su país con México. El lado oscuro de la propuesta estriba en que pretende que ese muro lo pague el gobierno mexicano y que sea dentro de nuestro territorio, lo que significaría el arrebato de otra porción de tierra como cuando se quedaron con Texas, California, Nuevo México y Arizona, y además se quedarían con El Chamizal y el río Bravo cuya agua es propiedad de los dos países y sirve para el abasto del vital líquido a la mayoría de los fronterizos.

El republicano fundamenta su propuesta afirmando que por México están cruzando delincuentes y violadores que ponen en peligro la seguridad de su país. 

Al respecto, la candidata demócrata Hillary Clinton nada ha dicho al respecto.

La idea de Trump es buena, pero más que construir el muro en la frontera norte de México que se haga en la frontera sur sureste para frenar el paso de centroamericanos a ambos países.

En la frontera mexicana se acabó la paz y la tranquilidad y en ello han influido mucho los centroamericanos que una vez que son deportados por el gobierno de Estados Unidos, amparados con documentos falsificados se quedan en territorio mexicano.

El problema que viven México y Estados Unidos se puede resolver y esto es con la construcción del muro fronterizo propuesto por Donald Trump, pero en el sur para evitar el cruce ilegal de centroamericanos, pero también con la exigencia de documentos migratorios a los extranjeros que ingresan a nuestro país.


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA