buscar noticiasbuscar noticias

¡Sí, señor!

Algunas lágrimas recorrieron las mejillas tricolores mientras Alexis Vega festejaba el gol que marcó con ese certero cabezazo (58´). Faltaba más de media hora por jugar, pero en la cancha, en la banca y hasta en el palco de honor se supo que ese tanto fue el que aseguró la histórica medalla de bronce para la Selección Mexicana

Tokio, Japón

¡Sí, señor!

Eso explicó que apareciera el néctar de la felicidad. Victoria sobre Japón (3-1) que dio al Tricolor la cuarta medalla de bronce mexicana en los XXXII Juegos Olímpicos.

No fue la de oro, no se repitió la hazaña de aquel inmortal equipo que se bañó de oro en Londres 2012, pero lo de los dirigidos por Jaime Lozano también es una de las páginas más gloriosas en la historia del balompié nacional. Lo es porque apenas es la segunda vez que el futbol varonil tricolor se sube a un podio olímpico.

Presea número 73 para México en la historia del máximo evento deportivo en el orbe, cuarta (todas de bronce) en Tokio 2020.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD