buscar noticiasbuscar noticias

Se queda Phill Collins sin batería

A principios de marzo, pero de 2018, Collins presentó en Monterrey, Guadalajara y CDMX

A sus 70 años, el legendario rockstar británico, quien está a punto de iniciar la gira de despedida de Genesis, admite que no puede volver a tocar el instrumento que lo encumbró y ni siquiera sostener las baquetas, compromiso que delega en su hijo Nicholas, de 20.

"No (haré percusiones). No, me encantaría, pero, ya sabes, quiero decir que apenas puedo sostener una baqueta con esta mano, así que hay ciertas cosas físicas que se interponen en el camino.

Se queda Phill Collins sin batería

"Tengo ligera discapacidad física, lo cual es muy frustrante porque me encantaría tocar ahí con mi hijo", declaró el músico a BBC Breakfast.

Al anunciarse la gira The Last Domino?, en marzo de 2020 y la cual fue pospuesta por la pandemia, el intérprete de "Sussudio" elogió a su vástago y justificó que tomara su lugar en la formación que consolidó el rock progresivo.

"Cuando quiere, (Nicholas) toca casi como yo. Soy una de sus muchas influencias, siendo su padre. Él toca como yo y tiene la misma actitud que yo, así que fue un buen comienzo", dijo esa vez.

A principios de marzo, pero de 2018, Collins presentó en Monterrey, Guadalajara y CDMX el irónicamente titulado Not Dead Yet Tour, con los éxitos que aquilató en cuatro décadas en su carrera en solitario. Cosechó más éxito comercial con su propuesta alterna a Genesis, grupo al que perteneció de 1970 a 1996 (con un regreso en 2007 para el Turn It On Again: The Tour).

Ya en 2007 la banda que lideró con Tony Banks (sintetizadores) y Mike Rutherford (guitarra/bajo) había reducido un tono para ajustarse al registro vocal de Collins, que aún podía moverse por todo el escenario como el carismático showman que fue.

Durante sus conciertos como solista en México, años más tarde, con tenacidad y entereza trataba de sostener las notas como mejor podía. Además, tomó la arriesgada decisión de incorporar a Nicholas, entonces de 16 años, a la batería durante toda la gira porque él solamente podía cantar sentado al frente del escenario. Caminaba apoyado en un bastón.

En los últimos años, el también padre de la actriz Lily Collins, de quien vivió distanciado, ha padecido varios contratiempos de salud. Tuvo pérdida de audición, fruto de su actividad. Fue intervenido quirúrgicamente para corregirse unas vértebras dislocadas en el cuello, por tocar la batería; eso hizo que sus dedos perdieran sensibilidad, lo que afectó su sistema nervioso y, por ende, su destreza. Posteriormente, se operó de la columna.

A eso se le suman problemas de alcoholismo y conflictos maritales del pasado (tres divorcios y varios pleitos con sus ex mujeres), aunado a diabetes tipo 2 que reveló hace poco.

Por si fuera poco, una grave caída hizo que se fracturara un pie; eso le impide andar adecuadamente.

La incógnita, lo que preocupa a sus fans de varias generaciones, es saber cómo afrontará el tour con Genesis, las 16 fechas en Europa y 21 en Estados Unidos y Canadá que arrancarán este 20 de septiembre en Birmingham. Videos de los ensayos de la banda en YouTube han dividido opiniones.

Chester Thompson, baterista, amigo y colega de 72 años, quien acompañó tanto a la banda como a él en solitario durante mucho tiempo, no fue considerado. Mucho menos, Peter Gabriel, primer vocalista de Genesis, porque eso habría dejado fuera de la ecuación a Collins.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD