buscar noticiasbuscar noticias

Salvan de la extinción a Fideicomiso Ambiental

El dinero es utilizado para financiar estudios y proyectos

Ciudad de México.

Salvan de la extinción a Fideicomiso Ambiental

Financiado por 5 pesos aportados por cada una de las 8 millones de verificaciones anuales realizadas en las siete entidades de la Megalópolis, el Fideicomiso Ambiental se salvó de la extinción.

”Tuvimos que explicar que no hay fondos federales, son ingresos generados por los automovilistas”, indicó el coordinador de la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came), Víctor Hugo Páramo.

Con 100 millones de pesos disponibles, los fondos son parte del Fideicomiso 1490, administrado por el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras).

El dinero es utilizado para financiar estudios y proyectos ambientales, a partir de las convocatorias y decisiones de un Comité Técnico, formado por autoridades en la materia de los estados integrantes de la Came.

Está en proceso, explicó Páramo, la convocatoria para elaborar una evaluación integral de los programas de verificación vehicular obligatoria en las entidades que son miembro.

Desde 2014, un año después de que la Comisión Ambiental del Valle de México fuera reemplazada por el ente de la Megalópolis, en el costo de la verificación semestral, de 551 pesos en la Ciudad de México para los engomados Cero, 5 pesos son destinados al fondo.

En 1997 fue integrado un primer fideicomiso ambiental, actualmente extinguido, con la retención de hasta dos centavos por cada litro de gasolina adquirido en el Valle de México, el cual llegó a patrocinar estudios y proyectos ambientales por 700 millones de pesos.

De 2014 a la fecha, el Fideicomiso 1490 ha financiado 18 proyectos, de los cuales en 2019 uno fue sobre las fuentes fijas y móviles para definir criterios que contribuyan a mejorar la calidad del aire en la Megalópolis.

También en 2019, el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC) hizo para la Came un informe sobre el diseño del Sistema de Monitoreo de Calidad del Aire en el Estado de México.

En 2018 fue evaluada la aplicación de las norma 167, mediante la medición con sensor remoto, así como una investigación sobre la fase introductoria de la campaña de identificación de altos emisores vía sensor.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD