buscar noticiasbuscar noticias

Saga fílmica de Harry Potter cumple 20 años

La primera cinta del universo mágico creado por J.K. Rowling celebra dos décadas de haberse estrenado, el 4 de noviembre del 2001

CIUDAD DE MÉXICO.- Siéntate, porque te haremos sentir viejo: ¡la saga fílmica de Harry Potter cumple 20 años! Así es, la primera cinta del universo mágico creado por J.K. Rowling celebra dos décadas de haberse estrenado, el 4 de noviembre del 2001. Te contamos la relevancia del filme, repasamos rápidamente las secuelas, algunas curiosidades y más detalles de este clásico moderno del séptimo arte.

El niño que traspasó el papel

Foto: Reforma.Saga fílmica de Harry Potter cumple 20 años

imagen-cuerpo

La historia que J. K. Rowling gestó mientras iba a bordo de un tren de Mánchester a Londres en 1990 se convirtió en el inicio de una de las sagas fílmicas de fantasía más amadas de todo el mundo, y eso que la primera novela fue rechazada por ocho editoriales antes de que Bloomsbury aceptara publicarlo.

Tras su lanzamiento en junio de 1997 (en Inglaterra), el texto acaparó la atención del equipo de la productora Heyday Films, que recomendó a su líder, David Heyman, adquirir los derechos de adaptación ya que él buscaba llevar a la gran pantalla una historia infantil que fuera bien recibida (su primera opción fue una novela de la escritora Diana Wynne Jones).

Heyman se asoció con Warner Bros. en 1999 para comprarle a Rowling los derechos de los primeros cuatro libros de la saga, a lo que ella accedió a un costo de un millón de libras (alrededor de 27.5 millones de pesos), bajo la condición de que sólo se eligiera un cast de actores ingleses e irlandeses para los personajes.

Inicialmente, se quería que la primera cinta la dirigiera Steven Spielberg, quien rechazó el proyecto ya que su idea de hacerla en versión animada no fue aceptada por los ejecutivos; tras barajear varios nombres de cineastas (entre ellos Mike Newell, a quien le dieron la dirección de la cuarta película), se tuvo a dos finalistas: Terry Gilliam y Chris Columbus.

Rowling quería que Gilliam dirigiera la adaptación porque era fanática de su estilo, pero Warner Bros. se decidió por Columbus por su labor en filmes como Mi Pobre Angelito y Papá por Siempre, y desde que inició la preproducción hizo clic con la visión que se tenía para el largometraje.

Rowling estuvo muy al pendiente de la elección del elenco, laborando junto a Columbus y la responsable del cast, Susie Figgis, quien renunció a su labor diciendo que el realizador no tomaba en cuenta ninguna de sus opciones para el reparto.

Tras hallar a quienes encarnarían a Severus Snape, Albus Dumbledore, Minerva McGonagall y Rubeus Hagrid, en agosto del 2000, Daniel Radcliffe, Emma Watson y Rupert Grint fueron elegidos para dar vida al trío dinámico de protagonistas.

Sabías qué. 

Alan Rickman fue elegido específicamente por Rowling para interpretar a Severus Snape e incluso recibió instrucciones especiales de su parte sobre el carácter del personaje, con detalles vitales sobre su historia de fondo que no se revelaron sino hasta la novela final.

Un ícono en el mundo

¿Qué de la historia sobre un niño huérfano quien descubre, al cumplir 11 años, que es mago y es conducido a una escuela de magia, fue lo que conectó completamente con la audiencia? Y es que el texto de Rowling y la película se convirtieron en un fenómeno del mismo tamaño que El Señor de los Anillos.

Lo cierto es que, en primera instancia, las novelas de Rowling causaron que los índices de lectura en niños y adolescentes se elevaran, principalmente en Reino Unido y otras regiones de Europa, y que incluso palabras inventadas como "muggle" fueran aceptadas en los vocablos populares y en el Diccionario Oxford de la Lengua Inglesa.

A nivel internacional (aunque no en un sentido oficial por parte del gobierno), se aceptó que el 31 de julio fuera el Día Mundial de Harry Potter, ya que es la fecha en que el personaje celebra su cumpleaños.

La saga principal logró tal impacto entre los fanáticos que en cada gran ciudad del planeta hay cientos de cafeterías, tiendas, y centros de reuniones y hasta se practica el Quidditch (deporte de la saga) en torneos extraoficiales

La saga también fue una salvación para las publicaciones infantiles, ya que desde que comenzó a arrasar en las listas de ventas de The New York Times, se empezó a catalogar como un género serio (en cuanto a industria), que podía ofrecer historias tan largas como las de cualquier género de ficción.

Aunque no todas las cosas que provocó podían ser buenas, ya que también se convirtió en una de las sagas más prohibidas para aparecer en estanterías de bibliotecas públicas, principalmente en regiones conservadoras de Estados Unidos, que consideraban que su temática sobre la magia podría conducir a una especie de herejía.

Para el  recuerdo:

Sombrero Seleccionador: Mmm. difícil. Esto es muy difícil. Veo que tienes valor, y una mente muy valiosa; veo talento, así es, y una sed. para probar que eres digno. Pero, ¿dónde te pondré?

Harry Potter: No en Slytherin, no en Slytherin.

Sombrero Seleccionador: ¿No en Sltytherin, eh? ¿Estás seguro? Harías cosas grandiosas. Todo está aquí: en tu cabeza, y Slytherin te impulsará en tu camino hacia la grandeza, de eso no hay duda. ¿No?

Harry Potter: Te lo suplico, por favor, en Slytherin no, en Slytherin no.

Sombrero Seleccionador: Bueno, pues si estás seguro. Te pondré en. ¡GRYFFINDOR!

El cast

imagen-cuerpo

Daniel Radcliffe, Rupert Grint y Emma Watson como Harry Potter, Ron Weasley y Hermione Granger, respectivamente.

Richard Harris, Maggie Smith y Robbie Coltrane como Albus Dumbledore, Minerva McGonagall y Rubeus Hagrid, respectivamente.

Alan Rickman, Ian Hart y Richard Bremmer como Severus Snape, Quirinus Quirrell y El-Que-No-Debe-Ser-Nombrado, respectivamente.

Richard Griffiths, Fiona Shaw y Harry Melling como Vernon, Petunia y Dudley Dursley, respectivamente.

Julie Walters, Bonnie Wright y James y Oliver Phelps como Molly, Ginnie, Fred y George Weasley, respectivamente.

Tom Felton, Jamie Waylett y Josh Herdman como Draco Malfoy, Vincent Crabbe y Gregory Goyle, respectivamente.

Matthew Lewis, Devon Murray y Alfred Enoch como Neville Longbottom, Seamus Finnigan y Dean Thomas, respectivamente.

Lo que no sabías del filme

- A los chicos que actuaron como extras del alumnado de Hogwarts se les permitía hacer sus tareas escolares en el set para mantener la vibra escolar lo más realista posible.

- Richard Harris no fue la primera opción para dar vida a Dumbledore, ya que se le había ofrecido inicialmente a Patrick McGoohan, quien no pudo tomarlo por problemas de salud; Harris sólo aceptó el rol porque su nieta lo amenazó con dejarle de hablar de por vida si no lo hacía.

- No sólo tuvo Rowling voz decisiva en la elección de Alan Rickman para el papel de Snape, sino también en las de Maggie Smith y Robbie Coltrane para McGonagall y Hagrid, ya que dijo que no se imaginaba a nadie más para esos roles.

- Tom Felton no había leído ninguno de los libros de Harry Potter cuando hizo la audición para Draco, aunque su ingenio fue decisivo para que le dieran el rol, ya que usó la respuesta de un contendiente anterior a él cuando Columbus preguntó a los jóvenes actores su escena favorita del personaje; el director se dio cuenta de la estrategia, pero no se lo dijo.

- A diferencia de otras películas, aquí no se usó nada de utilería para las escenas de comida en el Gran Comedor, ya que todos los alimentos son reales. Columbus lo decidió así porque quería mantener una apariencia tan real como la que se describió en la novela.

- Daniel Radcliffe parecía estar destinado a conseguir el rol de Harry Potter, porque cuando a Columbus se le preguntó qué tipo de niño tenía en mente para dar vida al personaje, él mostró al equipo una foto de Radcliffe en su participación en el filme David Copperfield.

Sus secuelas

La Cámara Secreta

imagen-cuerpo

Chris Columbus regresó al asiento del director en la segunda parte de la historia, que explora una nueva amenaza que trae consigo una cámara secreta en la profundidad de Hogwarts. Entre los personajes nuevos más importantes están Lucius Malfoy, papá de Draco; y el profesor Gilderoy Lockhart. Se exploraron nuevos espacios como la Madriguera, la oficina de Dumbledore y Borgin y Burkes. Su producción comenzó sólo tres después del estreno del primer filme, y contó con algunas modificaciones de locación.

El Prisionero de Azkabán

Un año y medio tuvo que esperar el público para la llegada de este filme, que estuvo a cargo del mexicano Alfondo Cuarón, ya que Columbus sólo fungió como productor (aunque se le ofreció primero a Guillermo del Toro). Cuarón le dio un tono más oscuro a la historia para reflejar el ambiente psicológico de los personajes; el guion de la trama tuvo varios cambios cuestionados por fans. Llegaron personajes como Remus Lupin, Sirius Black y Peter Pettigrew. Su rodaje se dio entre febrero y noviembre del 2003.

El Cáliz de Fuego

Cuarón declaró que sólo haría un filme de Harry Potter, por lo que los productores le ofrecieron el cargo de la continuación a Mike Newell, contemplado desde la primera cinta. Fue un reto para el guionista Steve Kloves porque la novela daba para dos filmes, pero tuvo que condensar todo en una sola trama, dejando mucho del libro afuera. Por fin aparece Voldemort en su forma completa, junto a personajes de escuelas de magia vecinas en Europa. Tuvo más cambios en escenografía y locaciones que los anteriores.

La Orden del Fénix

Aunque se basó en el libro más largo de la saga, es el filme más corto de los ocho, lo que causó bastante revuelo en fans por todas las escenas que se quitaron de la novela. David Yates se hizo cargo de la dirección tras la desersión de Newell, bajo un guion de Michael Goldenberg. Se filmó entre febrero y octubre del 2006. Trajo consigo la construcción del Ejército de Dumbledore y dos de las villanas más icónicas de la saga: Dolores Umbridge y Bellatrix Lestrange, así como una ambientación más oscura.

El Misterio del Príncipe

El filme fue ampliamente criticado por los fans ya que el libro planteó una de las tramas más oscuras de la saga (y de las escenas más tristes por la muerte de Dumbledore) pero la película mantuvo momentos de comedia que rayaron en la incomodidad. Se centró en el alma de Voldemort dividida en los Horrocruxes, y de partes de la vida de Snape. Fue dirigida, de nueva cuenta, por David Yates bajo un guion de Steve Kloves, y tuvo tres cambios en su fecha de estreno. Presentó a Narcisa Malfoy como personaje nuevo.

Las Reliquias de la Muerte 1

Warner Bros. decidió dividir la adaptación del libro final en dos partes por el exceso de información que había ahí, importante para todas las subtramas abiertas, aunque esta película y su secuela se filmaron de forma continua por el director David Yates bajo guion de Steve Kloves. Se centra en la búsqueda de algunos horrocruxes previo al enfrentamiento final contra Voldemort. Adapta casi dos terceras parte de la novela, y presenta escenas más violentas y psicológicamente cargadas que los filmes anteriores.

Las Reliquias de la Muerte 2

Yates y Kloves le dieron más peso a las escenas de batalla y enfrentamientos en esta película, por lo que su trama tuvo pocos momentos de calma. Se revelan las intenciones ocultas de Snape y Harry se enfrenta a su destino: acabar con Voldemort o morir en el intento. Fue bien recibida tanto por la crítica como por fans, y se incluyó el epílogo del libro con los mismos actores interpretado a sus personajes en edad avanzada. Regresaron otros papeles de filmes pasados, como la profesora de herbología Pomona Sprout.

El Legado Maldito

Rowling quería continuar la historia de Harry pero no con una película más, así que se alió con un equipo formado por Jack Thorne y John Tiffany y trabajó una historia para ser llevada al teatro, la cual sigue al segundo hijo de su protagonista, Albus, en una aventura que se remonta a sus días contra Voldemort. Se dividió en dos partes que se presentaron primero en Reino Unido, en 2016, con un cambio relevante: en esta ficción, Hermione sería afrodescendiente. Se la llevaron a Broadway en 2018. Se desconoce si se adaptará a un filme.


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD