Reynosa

Saca filo de su vida

Félix Gómez Sánchez es afilador, desde los 35 años recorrió toda la frontera y se quedó en Reynosa

  • Por: Viviana Cervantes
  • 13 / Agosto / 2018 -
  • COMPARTIR
Saca filo de su vida

"No me preocupa cortarme si hago lo que me gusta, la gente ya sabe que cuando escuchan el silbido estoy disponible". Félix Gómez Sánchez, afilador.

viviana.cervantes@elmanana.com

Casi la mitad de la vida de Félix Gómez Sánchez se ha ido sacando el filo de cuchillos, navajas, machetes, tijeras y cualquier objeto que sea útil para el hogar, en un triciclo adaptado recorre las calles anunciando su trabajo con un singular silbido.

Tiene 53 años y aunque las ganancias que la profesión le dejan no son muchas, con satisfacción afirma haber recorrido toda la franja fronteriza desde Tijuana a Reynosa, ciudad en la que decidió quedarse desde 1988 "Me enseñó a trabajar un amigo en Tampico, en aquel momento la situación estaba un poco difícil, lo que más me gusta de mi profesión es que yo soy mi propio jefe, no tengo quien me mande, entro a la hora que yo quiero, depende de mi sacar dinero o no".

Cada trabajo lo cobra entre los $25 y $30 pesos por pieza, explicó que en un día común afila hasta 7 cuchillos.

Para comenzar se sienta en la bicicleta estática, se pone lentes de sol para protegerse, coloca la banda, pedalea y en cuestión de segundos las chispas van saliendo, tras una pequeña espera, el objeto está listo para ser usado como si fuera nuevo "Yo dependo de este equipo, básicamente es una simple rueda de bicicleta adaptada que hice hace un par de años".

No hace distinción entre los objetos que afila, la antigüedad de Gómez Sánchez le permite tener trabajo constante por recomendación "Afilo todo desde cuchillos hasta machetes, hace un rato me habló una estilista y me dijo que tenía varias herramientas que necesitan más filo, me voy en pecera, subo mi equipo y llegó

Amor peligroso...

Sus manos tienen varias cicatrices provocadas por los cortes comunes que suelen generarse de andar afilando, entre risas y bromas admitió ser víctima de los malos cálculos "No me preocupa cortarme si hago lo que me gusta, la gente ya sabe que cuando escuchan el silbido estoy disponible, me he convertido en la salvación de muchas amas de casa y jardineros".


DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA