buscar noticiasbuscar noticias

Ross Detwiler confía en estar con Texas

Espera que su trabajo en pretemporada sea suficiente para quedarse

Ross Detwiler está cerca de comenzar a empacar rumbo a Arlington porque a pesar de que aún no lo confirman, es más que probable que estará en la rotación de los Vigilantes de Texas.

Detwiler no ofreció su mejor apertura de la pretemporada el miércoles por la noche; aceptó siete imparables, incluidos cinco en el segundo de cuatro innings que lanzó, pero de cualquier manera pareció suficiente al manager Jeff Bannister.

SE QUIERE QUEDAR. Ross Detwiler espera quedarse con los Vigilantes de Texas, pese a no tener una buena salida el pasado miércoles por la noche.Ross Detwiler confía en estar con Texas

“Ha hecho todo lo que nos gustaría ver”, dijo el manager después de la derrota de los Vigilantes 5-0 ante los Rojos de Cincinnati. “Tomaremos la decisión pronto para seguir adelante hacia la temporada”.

Después de sus problemas en la segunda entrada, en la que su defensiva tampoco ayudó mucho, al cometer dos errores oficiales y un par más que parecían tales, Detwiler retiró a ocho de los últimos nueve bateadores que enfrentó.

Terminó su labor con siete carreras en su cuenta, de las que tres fueron limpias, sin pasaportes y cuatro ponches.

“He trabajado duro buscando la oportunidad”, dijo el lanzador. “Eso ya será decisión de ellos”.

La ofensiva tampoco ayudó. Sólo conectaron seis imparables, de los que la mitad fueron de Mitch Moreland para una alineación alternativa por completo de los texanos.

El abridor de los Reds Anthony DeSclafani ponchó a nueve en seis entradas de trabajo, en las que permitió cuatro hits y tres bases por bolas.

El cerrador cubano Aroldis Chapman ponchó a dos de cuatro bateadores que enfrentó; permitió un hit, en su único capítulo en la loma.

El manager de los Texas Vigilantes, Jeff Bannister, se mostró sorprendido de que los Cincinnati Reds exigen jugar sin bateador designado en su parque de pelota primaveral.

Bannister dijo que al ser un juego de preparación cada equipo debería tener la libertad de jugar de la mangera que gusten y que más sirva en su trabajo rumbo a la temporada regular.

“Cuando estaba con los Piratas, cada equipo que nos visitaba en primavera podía o no poner bateador designado”, recordó. “Eso era decisión propia. Me sorprende que nos pidieron, casi exigieron que batearan nuestros lanzadores”.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD