Reynosa

Río Bravo, una opción para los paseantes

Las aguas del río Bravo, ofrecen una serie de actividades deportivas, culturales, sociales y de entretenimiento a sus visitantes tanto locales como extranjeros

  • Por: Blanca I. Zumaya E.
  • 10 / Agosto / 2018 -
  • COMPARTIR
Río Bravo, una opción para los paseantes

Además de ser un límite fronterizo entre México y Estados Unidos, las aguas del río Bravo, ofrecen una serie de actividades deportivas, culturales, sociales y de entretenimiento a sus visitantes tanto locales como extranjeros.

La integrante de la comisión de turismo en el cabildo local, regidora Georgina Aparicio Hernández, refirió que el río Bravo es uno de los caudales más grandes de Norteamérica, que ha permitido la práctica de diversos deportes y actividades recreativas.

La funcionaria local señaló que uno de los paseos más concurridos por los habitantes de Reynosa durante el verano es el denominado Bocatoma o Playita, ubicado a un lado de las aguas del río Bravo, con una capacidad para albergar a unas tres mil personas diariamente.

Explicó que este lugar, cuya extensión es de unas cinco hectáreas, cuenta con palapas, asadores de carne, juegos infantiles, baños y áreas para realizar diversas actividades de recreación.

"Aquí las familias pueden pasar un rato agradable sin necesidad de gastar, pues hay todo para la diversión y se tiene una vista hermosa del caudal, que divide esta ciudad con el sur de Texas", dijo.

Agregó que gracias a que el río Bravo es cuatro veces más grande en esta zona fronteriza, es posible realizar algunas actividades como pesca, paseo en lancha o la utilización de motos acuáticas.

Precisó la regidora que aunque las aguas del río Bravo aparentemente son tranquilas, está prohibido ingresar, debido a que tienen una profundidad que va desde los 8 hasta los 15 metros de profundidad.

"La población sabe que está prohibido meterse a nadar a las aguas del caudal, aun y cuando las aguas parecen muy tranquilas, ya que la parte más bajita tiene unos ocho metros de profundidad y eso representa un riesgo aunado a que es un límite fronterizo con Estados Unidos" dijo.

Señaló que para disfrute de las familias que asisten a la Bocatoma, nombre que recibe debido a que permite aprovechar e irrigar desde 1957 la zona norte de Tamaulipas, el ayuntamiento de Reynosa ha instalado asadores, palapas, juegos y algunas áreas destinadas a realizar deportes como futbol y voleibol playero a un costado de las aguas del río Bravo.

Expuso que ante la ausencia de playa en esta ciudad, la población opta por llamar al centro recreativo Bocatoma como la "Playita" debido a que se encuentra ubicado frente a las aguas del río Bravo y aunque no cuenta con arena, los asistentes pueden descansar en bancas, sillones e incluso camastros bajo la sombra de árboles y palmeras.

La entrevistada dijo que se trabaja para que las márgenes del río Bravo sirvan para la práctica de varios deportes entre ellos el voleibol, ciclismo, motociclismo, caminatas entre otros eventos que buscan involucrar a las familias en la recreación local. 

Finalmente reiteró la intención de hacer de este caudal un lugar de esparcimiento familiar y deportivo así como un destino turístico en esta frontera.

DEJA TU COMENTARIO
EL MAÑANA RECOMIENDA