buscar noticiasbuscar noticias

Renuncia comandante de la policía de Ecuador

La renuncia del general de la Policía ecuatoriana fue confirmada por la misma institución de seguridad y por el Ministerio de Gobierno

Renuncia comandante de la policía de Ecuador

El controvertido Comandante General de la Policía Nacional de Ecuador, general Nelson Villegas, entregó ayer su carta de renuncia al cargo que ocupó por casi 18 meses, incluyendo su dirección de la agrupación durante las protestas de octubre del año pasado, accionar que fue criticado por organismos de derechos humanos.

La renuncia del general de la Policía ecuatoriana fue confirmada por la misma institución de seguridad y por el Ministerio de Gobierno, pero se prevé que en las próximas horas se emita un comunicado oficial, reportó el diario El Comercio.

Villegas, de 56 año de edad, quien asumió el cargo el 23 de mayo de 2018 por designación del presidente ecuatoriano, Lenin Moreno, argumentó su renuncia por motivos personales.

Durante su periodo como jefe policial estuvo al frente de las acciones contra los manifestantes que salieron a las calles del tres al 14 de octubre del pasado año, cuando murieron al menos cinco personas.

Los ecuatorianos salieron a las calles luego de que el presidente Moreno anunció que para estabilizar la economía del país andino, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendaba eliminar algunos de los subsidios del gobierno, entre ellos el que se otorgaba a las gasolinas.

En varias ciudades los indígenas iniciaron las protestas contra esa medida, pues fueron los primeros afectados. El fin a los subsidios aumentó el precio de los hidrocarburos de 1.8 dólares a 2.3, 20 por ciento más con el resultado, a mediano y corto plazo, de que los indígenas no pudieran transportar sus productos para la venta y sus economías se estancaran. 

Las protestas intentaron ser contenidas por las fuerzas del orden, lo que resultó en enfrentamientos que provocaron que otros sectores se acercaran a los indígenas, sobre todo los estudiantes.

En una semana cinco personas murieron en las manifestaciones. Los cierres de calles y los enfrentamientos fueron respondidos por el gobierno de Moreno con toques de queda y el desplazamiento temporal de la capital a la ciudad de Guayaquil.

El gobierno decidió hacer una mesa de diálogo el 13 de octubre. Uno de los resultados del ejercicio fue la eliminación de los costos extras a la gasolina y ello aminoró las manifestaciones paulatinamente, hasta que terminaron.

Una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó una visita a Ecuador del 28 al 30 de octubre, a fin de recabar testimonios sobre la crisis, tanto de las autoridades como de los grupos inconformes, a fin de elaborar un informe con recomendaciones.



DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD