buscar noticiasbuscar noticias

Reina de belleza, operadora del narco, influencer en redes...

Fue detenida en el aeropuerto Dulles, Virginia, acusada de tráfico de enervantes y de participar en la fuga de El Chapo

Ciudad de México

Reina de belleza, operadora del narco, influencer en redes...

El lunes 22, en Canelas, Durango, la recién coronada reina de la Feria Regional del Café y la Guayaba disfrutaba del tradicional festejo. Paradójicamente, una noticia ocurrida a miles de kilómetros de distancia causó conmoción en la población: en Estados Unidos, Emma Coronel Aispuro, quien 14 años atrás fue la soberana del tradicional festejo, fue detenida en el aeropuerto Dulles, Virginia, acusada de tráfico de enervantes y de participar en la fuga de Joaquín Guzmán Loea, el padre de sus hijas.

En realidad, ésta era una detención anunciada: Tres meses antes de que la corte de Nueva York sentenciara a cadena perpetua a Guzmán Loera, líder del Cártel del Pacífico, la fiscalía presentó a Dámaso López Núñez, padrino de una de las mellizas de Emma y El Chapo.

Apodado El Licenciado, López Núñez declaró ante el juez que Emma Coronel participó activamente en la fuga del capo el 11 de julio de 2015 de la prisión de máxima seguridad de Almoloya de Juárez.

Días después de esta declaración, un equipo de personas que se identificaron unos como integrantes del Departamento de Justicia de Estados Unidos y otros como miembros de la Corte de Justicia, viajaron a la Ciudad de México y se comunicaron con Juan Pablo Badillo, abogado de Guzmán Loera. Querían reunirse con él. El abogado los citó en Reforma 222. No había nadie del gobierno mexicano.

 NI INGENIERA, NI ALBAÑILA

Con todo un equipo televisivo instalado y cámaras encendidas, le preguntaron si Emma participó en la construcción del túnel por el que escapó el capo, narra el litigante, quien respondió "La señora no es ingeniera, ni es albañila". Y remató: "Es una amorosa madre". 

Durante los 20 minutos siguientes, insistieron sobre el punto. Al final, le dijeron que la entrevista había sido transmitida en directo a sus oficinas en Estados Unidos. Después de ello, salieron de prisa de Reforma 222. Su avión estaba por salir, dijeron a Badillo.

En México, a petición de la Unidad de Inteligencia Financiera, las cuentas bancarias de Emma fueron inmovilizadas desde 2014, a raíz de la fuga.

La joven coronada en 2007 cuando tenía 17 años, dejó atrás su natural belleza de estilizada figura y rostro de facciones delicadas, candorosas, hasta algo infantiles. Sin proponérselo, guardó un fuerte nexo con Canelas y Culiacán.

El 22 de mayo de 1995, seis años después de su nacimiento, sus padres, Inés Coronel Barrera y Blanca Estela Aispuro Aispuro, decidieron registrarla en Canelas, según el acta 79 del libro 1, del registro civil. Ellos asentaron que nació en Culiacán, Sinaloa, el 2 de julio de 1989.

Emma mantenía un perfil bajo; sólo se sabía de ella en Culiacán, donde radicó desde que se unió a Guzmán Loera. De ella estaban al tanto en Canelas, donde nunca se le perdió el rastro. Incluso, durante uno de los recorridos de la reportera por la población, la sola mención de su nombre provocó un comentario generalizado: la presunta imposibilidad de quedar embarazada. Después, hablaban de los cambios físicos nada raros en la región. Ahora, saberla tras las rejas los dejó estupefactos. Mucho más que la reaprehensión del Chapo.

TEMEN MÁS VIOLENCIA

Los pobladores de Canelas temen que Emma pueda entregar a los hijos del capo y que ello desate más violencia entre las células dentro del cártel dominado por la familia Cabrera. Comentan que Emma sabe vulnerables a su padre y a sus hermanos (todos ellos en prisión) por el peligro que corren si llegara a revelar las entrañas de las familias. Aunque recuerdan que sus padres la entregaron a Guzmán Loera siendo una niña. Hasta tuvo que renunciar a la corona. 


DEJA TU COMENTARIO
PUBLICIDAD

PUBLICIDAD